Estiramientos de pie caído

El pie caído es el resultado de debilidad o parálisis en los músculos que rodean la parte delantera de la rodilla. Estos músculos son responsables de levantar la parte delantera de tu pie, según Mayo Clinic. El pie caído suele ser resultado de un problema anatómico, neurológico o muscular. Las causas más específicas incluyen daño nervioso por una cirugía y distrofia muscular. Como resultado, la parte delantera del pie podría arrastrarse por el piso al caminar. El estiramiento puede ayudar a fortalecer los músculos de la parte baja de tu pierna y mejorar tu rango de movimiento. Siempre consulta con un médico antes de empezar estiramientos en un pie caído.

Agarrar canicas

El fortalecimiento de un pie con pie caído puede ayudar a aumentar la flexibilidad. Haz un ejercicio de agarrar canicas con el pie descalzo mientras estás sentado. Coloca 20 canicas en el suelo frente a ti, según Fox Mill Foot and Ankle Center. Usando los dedos de tu pie, levanta tantas canicas como puedas. Completa el ejercicio tres veces por día.

Estiramiento de isquiotibiales

Siéntate en el piso con la espalda recta y tus piernas completamente extendidas frente a ti. Tus talones deberían estar tocando el suelo y los dedos de tus pies apuntando hacia el techo. Estírate hacia delante y agarra el metatarso de tus pies con tus manos. Tira tus pies hacia ti mientras mantienes tus talones en el piso. Sentirás un estiramiento en la parte trasera de la parte baja de la pierna. Sostén la posición durante 30 segundos. Repite una ronda de seis repeticiones tres veces por día. Para mayor resistencia, envuelve una toalla alrededor de los talones de tus pies y tira de la toalla hacia tu cuerpo.

Ciclismo

Andar en bicicleta al aire libre o en una fija es una manera de fortalecer los músculos en tus pies, según California Foot and Ankle Associates. Al andar en bicicleta, todos los músculos de tus pies se ejercitan. El ciclismo también ayuda a mantener la circulación sanguínea en tus pies. Intenta hacerlo tres o cuatro veces por semana durante 30 minutos por vez. Cuando lo hagas, coloca el asiento de manera que tus piernas estén sólo apenas flexionadas en las rodillas y tus pies apenas toquen los pedales. Pedalear hacia atrás proveerá una rutina más fácil, hacerlo hacia delante te significará un desafío mayor.

Estiramiento con banda elástica

Obtén una banda elástica gruesa y colócala alrededor de los dedos del pie afectado por el pie caído. Estira los dedos tan separados como puedas con la banda alrededor de ellos. Sostén la posición durante algunos segundos y luego relaja. Repite una ronda de 10 repeticiones, tres veces por día. Si experimentas dolor, deja de realizar este ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por maría marcela mennucci