Estiramientos para la parte superior del cuerpo

Los estiramientos ofrecen tremendos beneficios para el cuerpo y deben ser una pieza clave en el plan de acondicionamiento físico de todos. Hacer ejercicios de estiramiento regularmente ayuda a alargar las fibras musculares, previniendo la rigidez y el dolor después de un entrenamiento; también ofrecen flexibilidad y un rango de movimiento más amplio, mejoran la postura y reducen el riesgo de sufrir una lesión. Para la parte superior del cuerpo, hay algunos ejercicios de estiramiento que particularmente vale la pena intentar.

Estira tus triceps

Los tríceps se encuentran en la parte trasera superior de tus brazos, son músculos con tres uniones que principalmente sirven para permitir la extensión de las articulaciones de los codos. Para ejercitar estos músculos, incluye el estiramiento de tríceps sobre la cabeza como parte de tu rutina. Párate derecho con tus pies separados al mismo ancho de tus hombros y pon tu brazo izquierdo sobre la cabeza, intentando tocar el centro de tu espalda con la mano. Presiona gentilmente el codo izquierdo con la mano derecha hasta que sientas un ligero estiramiento en tu tríceps izquierdo. Sostén la postura por unos segundos y repite con el otro brazo.

Ponte en el marco de la puerta

Uno de los estiramientos más efectivos para los bíceps, los cuales se encuentran en la parte frontal superior de tus brazos, es el estiramiento de bíceps en el marco de la puerta. Párate bajo el marco de la puerta con tu lado izquierdo de frente al marco, coloca tu antebrazo y palma de la mano contra la parte frontal de la pared y, sin quitar tu brazo, haz una rotación hacia la derecha hasta que sientas un leve estiramiento. Mantén este estiramiento por unos segundos y repite con el otro brazo.

De pie contra la pared

Para estirar los músculos de la parte superior de tus brazos, intenta el estiramiento de bíceps en la pared. Comienza parándote con los pies no muy separados a más o menos medio metro de espalda a la pared. Inclínate ligeramente, extiende tus brazos detrás de ti y coloca las palmas de las manos sobre la pared con los dedos apuntando hacia el centro. Comienza a hacer sentadillas, manteniendo tus manos pegadas a la pared, bajando tu cuerpo de tal manera que puedas sentir que se estira la parte superior de tus brazos. Sostén cada sentadilla por unos segundos.

Actúa como una vibora

El estiramiento conocido como la cobra es uno de los movimientos más efectivos para trabajar los músculos abdominales, y también estira los músculos de la espalda baja. Acuéstate boca abajo sobre el piso con las piernas extendidas y los pies juntos; el empeine de tus pies también debe tocar el piso. Coloca las palmas de tus manos sobre el piso justo abajo de tu pecho. Exhala y levanta tu torso apoyándote sobre tus manos y sin despegar tus piernas del piso, Mantén tus hombros arriba por unos segundos y baja tu torso nuevamente.

Híncate para estirar tu abdomen

Estira los músculos abdominales con el estiramiento abdominal hincado. Comienza poniéndote de rodillas en el piso con tu espalda derecha y tus manos tocando la parte trasera de tu cadera. Manteniendo la parte inferior de tu cuerpo rígida, lentamente mueve tu torso hacia atrás arqueando tu espalda hasta que sientas un ligero estiramiento a lo largo de tu abdomen. Sostén la posición por un momento.

Haz que tus estiramientos cuenten

Puedes hacer todos los estiramientos correctos, pero si no los haces apropiadamente, no van a funcionar y no verás los resultados que esperas. Mantén la postura apropiada durante un estiramiento y mantenla por 30 segundos. Esto es tiempo suficiente para que cada estiramiento tenga un efecto benéfico sin arriesgarte a sufrir una lesión.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle dawn | Traducido por maria del rocio canales