Estiramientos de mano

Probablemente has escuchado que es una buena idea estirar las piernas, el torso y el cuello antes de un entrenamiento o cuando estás encerrado en tu escritorio en una oficina todo el día. Pero quizás no prestes la suficiente atención a las herramientas que utilizas más: las manos y las muñecas. Si estás escribiendo, usando tus manos en los comercios o en la conducción, utilizas tus manos más que cualquier otra parte de tu cuerpo. Manténlas sueltas y ayuda a evitar enfermedades crónicas tales como la tendinitis estirándolas un par de veces al día.

Estiramiento: Los esenciales

El estiramiento de rezo puede ayudar a aflojar las muñecas y los dedos. Ponte de pie y coloca las manos juntas con los codos hacia fuera y los lados, luego baja lentamente las muñecas hasta que sientas el estiramiento. Mantén cada estiramiento de 5 a 10 segundos antes de soltarlo. Suelta y calienta tus dedos cerrando los puños apretados en bolitas y luego ábrelos ampliamente, extendiendo los dedos tan ancho como puedas sin sentir dolor. Repite esto de 10 a 20 veces, luego sacude las manos después.

Hacia adentro y hacia afuera

Te puedes concentrar en los pulgares moviéndolos lejos de los dedos y hacia el lado más lejos que puedas sin causar dolor. Luego, con los otros cuatro dedos apuntando hacia arriba, mueve el pulgar recto a través de tu palma y manténlo presionado durante unos segundos. Para las muñecas, equilíbrarlas en el extremo de una mesa o repisa con la mano colgando sobre el borde. Dobla la muñeca hacia abajo hasta sentir un estiramiento, luego vuelve a la posición neutral antes de doblarla para arriba y mantener.

Hacia arriba y hacia abajo

Los movimientos de supinación y pronación se centran en la muñeca, soltándola y lubricándola con movimientos circulares. Mete el codo cerca de ti y deja tu palma recta delante de ti, palma hacia arriba. Gira la mano hasta que tu palma mire hacia abajo y sientas un estiramiento, luego repita en la dirección opuesta.

Dinámica de estiramiento

Aunque se pueda sentir ridícula, una de las mejores maneras de sacar las torceduras de los dedos y las muñecas es levantarte de tu escritorio y sacudirlas. Después de soltarlas, empúñalas, sostén las manos delante de ti y gira los puños en un movimiento circular, manteniendo los brazos en el mismo lugar mientras se están moviendo tan sólo tus muñecas. Cambia entre movimientos en sentido horario y antihorario. Para cada uno de los dedos estíralos individualmente, utiliza el pulgar para tirar hacia abajo de cada uno, hacia la mano, y así conseguir un estiramiento profundo.

Más galerías de fotos



Escrito por steven kelliher | Traducido por paulina illanes amenábar