Estiramientos para jugadores de rugby

El rugby es un deporte que requiere que los atletas mantengan un alto nivel de fuerza física, resistencia y velocidad. Pero debido a que es un deporte de contacto puede tomar una pesada carga sobre los músculos, huesos y articulaciones, los jugadores de rugby también deben ser muy flexibles. Los hábitos de estiramiento adecuados ayudarán a los jugadores a alcanzar su potencial y evitar lesiones peligrosas comunes en este deporte.

Cuerpo inferior

Debido a que el rugby implica trotar casi constantemente, correr y esquivar, una flexibilidad del cuerpo inferior es primordial. Los estiramientos para los cuádriceps, isquiotibiales, pantorrillas y glúteos, como el estiramiento de pie del cuádriceps, estiramiento de los isquiotibiales en forma de tijera y el estiramiento recostado de glúteos, mejorarán el correr y la forma en que se tacklea. La cadera y la ingle se extienden, como el flexor de la cadera y la mariposa se estiran, esto mejorará correr así como las jugadas de contacto como el ruck. Además, es una buena idea hacer círculos de tobillo y rodilla para aflojar estas articulaciones, que a menudo están tensas durante el contacto o el movimiento de lado a lado.

Cuerpo superior

Aunque se pasa más tiempo corriendo en un juego que tackleando, el contacto sigue siendo la fuente de la mayoría de las lesiones de rugby. Las piernas son una fuente importante de energía necesaria para realizar buenas tacleadas, pero la peor parte de la fuerza se hace sentir en los cuerpos superiores de tanto el tackleador como la persona tackleada. La espalda baja, hombros y cuello son vulnerables durante los contactos más fuertes, sobre todo cuando se utiliza la forma incorrecta. Estira estas áreas, por ejemplo, estirar en posición supina inferior de la espalda, los flexores laterales del cuello y hacer círculos con los brazos, disminuirán la probabilidad de lesiones en caso de impacto.

Estiramiento de pre calentamiento dinámico

La mayoría de los ejemplos mencionados anteriormente son los estiramientos estáticos y son buenos para mejorar el rango de movimiento de un jugador en el largo plazo, pero son menos eficaces en la preparación del cuerpo justo antes de la práctica y los juegos. Para la preparación a corto plazo, haz estiramientos dinámicos como parte de una rutina de calentamiento que se dirija a todo el cuerpo. Los ejemplos de estiramientos dinámicos o móviles incluyen saltos con rodilla elevada, estocadas, balanceos de piernas, flexiones hindúes y abrazos al pecho. Un calentamiento efectivo de hombros consiste en hacer contacto ligero con almohadillas para tacklear, lo que prepara el deltoides y los trapecios para los rigores de la jugada.

Consejos de estiramiento

Debes hacer estiramientos dinámicos como parte de un exhaustivo calentamiento antes de un entrenamiento riguroso o jugar un partido, haz estiramientos estáticos inmediatamente después del entrenamiento y de juego. El estiramiento después del ejercicio asegura que tus músculos estén calientes y listos para el entrenamiento con flexibilidad, y el alargamiento de los músculos después de las contracciones repetidas ayudará a la recuperación. El yoga es una excelente entrenamiento de flexibilidad y movilidad, y puede proporcionar mejoras de valor incalculable para el equilibrio y la estabilización de las articulaciones más vulnerables, como las rodillas, los tobillos y las muñecas, que puedan ser fácilmente heridas.

Más galerías de fotos



Escrito por michael shiva best | Traducido por franco castro