Estiramientos para los glúteos rígidos

El glúteo mayor, glúteos, para abreviar, son esencialmente las nalgas. Los músculos más grande y poderosos de tu cuerpo, los glúteos son los responsables de la extensión de tu cadera hacia atrás, por ejemplo, cuando haces un sprint o subes escaleras. Hay una serie de ejercicios que puedes realizar para estirar los glúteos. Mantén cada estiramiento de 30 a 60 segundos para mejorar tu flexibilidad, o de 15 a 30 segundos para mantenerla.

Estiramiento acostado

Esta simple extensión es fácil de realizar y también ayuda a relajar la zona lumbar. Acuéstate boca arriba con las piernas estiradas y las manos a los costados. Dobla la pierna izquierda y mantén la rodilla detrás. Jala suavemente la rodilla hacia el pecho. Mantén esta posición durante el tiempo que quieras antes de relajarte y repite el ejercicio con la otra pierna. Trata de mantener la cabeza y los hombros en el suelo durante todo el ejercicio.

Estiramiento de figura de cuatro

El estiramiento para glúteos con figura de cuatro, ayudará a aflojar el glúteo mayor y glúteo menor, que se encuentra en el costado de tu cadera. Acuéstate boca arriba con los pies apoyados en el suelo. Cruza el tobillo izquierdo sobre la rodilla derecha. Coloca tus manos detrás del muslo derecho y jala la pierna derecha hacia ti. Mantén la cabeza y los hombros en el suelo durante todo el ejercicio. Relájate y jala suavemente la pierna hacia ti lo más que puedas. Al terminar, relaja el cuerpo y repite el estiramiento con la otra pierna.

Estiramiento en cuclillas

El estiramiento en cuclillas original es muy eficaz para la parte inferior del cuerpo, y también es una posición de descanso común en muchos países de oriente. Los occidentales a menudo encuentran difícil esta posición, así que no te preocupes si este ejercicio es difícil al principio; con la práctica serás capaz de adoptar esta posición con facilidad. El estiramiento se realiza mejor descalzo. Párate con los pies abiertos al ancho de tus caderas, sosteniéndote de un picaporte o barandilla para mantener el equilibrio. Poco a poco ponte en cuclillas hasta que tus muslos descansen contra las pantorrillas y los hombros queden entre las rodillas. Mantén tus talones en el suelo y la cabeza en alto. Quédate en la posición el tiempo que quieras. A medida que adquieres habilidad para este ejercicio, no necesitarás sostenerte para mantener el equilibrio.

Estiramiento del corredor

Este ejercicio estira todo el cuerpo inferior, pero se enfoca significativamente en los glúteos de la pierna delantera. Da un paso largo hacia adelante y dobla las piernas para que la rodilla trasera se apoye en el suelo. Coloca las manos en la cara anterior del muslo y mantén el torso erguido. Desliza la pierna trasera hacia atrás para incrementar el estiramiento. Eleva la pierna delantera colocándola sobre un taburete de 4 a 6 pulgadas (10,2 a 15,3 cm) de altura, para aumentar el efecto de estiramiento en los glúteos. Cambia de pierna y repite.

Más galerías de fotos



Escrito por patrick dale | Traducido por sergio mendoza