Estiramientos fáciles para volverte más flexible

Aunque los estiramientos a veces son olvidados, la mayoría de los expertos en el movimiento físico concuerdan en que hacer estiramientos después de una actividad física puede ayudarte a aumentar el rango de movimiento: este es el grado de movimiento alrededor de una articulación en específico. Aumentar tu rango de movimiento que aumente tu flexibilidad. Puedes practicar simples estiramientos que aumentan tu rango de movimiento y, por lo tanto, te vuelven más flexible.

Estiramiento de hombros con toalla

Agarra una toalla larga o un cinturón. Coloca tus manos a lo largo de tus brazos a cada lado de la toalla. Levantala sobre tu cabeza. Muévela hacia abajo por detrás de ti. Siente el estiramiento en la parte delantera de los hombros y en tus pectorales mayores y menores. Sostente así durante seis respiraciones. Inhala para levantar la toalla sobre tu cabeza, ahora muévela hacia abajo enfrente de ti. Coloca tus manos un poco más cerca y repite el movimiento. Continua haciendo al menos tres repeticiones.

Estiramiento de cuádriceps

Párate junto a la pared con tu lado derecho hacia ella. Coloca tu mano derecha en la pared para que no pierdas el equilibrio. Dobla tu pierna y agarra tu tobillo izquierdo con la mano. Mantén las piernas juntas. Jala tu talón hacia tu glúteo izquierdo. Mientras inhalas, sostén la espinilla en tu mano por seis segundos. Al exhalar contrae tu glúteo y tu tendón y mueve el talón más cerca del glúteo izquierdo por seis segundos. Repite al menos tres veces y continua con el otro lado. Sentirás como se estira la parte delantera de tu muslo.

Estiramiento de los tendones

Párate con tus pies separados al mismo ancho de tu cadera. Flexiona ligeramente tus rodillas y dóblate por la cadera para colocar tus manos sobre el piso. Si no puedes alcanzar el piso, coloca tus manos sobre bloques. Acerca tu pecho y abdomen a tus muslos. Lentamente trata de enderezar tus piernas. Mientras inhalas, haz una pausa y expande tu caja torácica. Mientras exhalas endereza tus piernas un poco más. Siente como se estiran los tendones. Para que sean efectivos, practica estos ejercicios al menos dos veces a la semana. Si sientes dolor, suspéndelos hasta que desaparezca y sólo quede una sensación de calor.

Estiramiento de ingles en cuclillas

Comenzando de pie con tus pies separados al mismo ancho de tu cadera. Voltea tus piernas, dedos de los pies y rodillas 45 grados hacia afuera. Dobla tus rodillas y colócate en cuclillas. Coloca tus manos sobre el piso enfrente de ti. Inhala por seis segundos mientras aprietas tus piernas la una hacia la otra, resistiendo la presión con tus brazos. Exhala otros seis segundos mientras aprietas tus glúteos y separas tus piernas la una de la otra, ampliando el espacio entre ellas. Repite al menos tres veces. Sentirás como se estira la parte interior del muslo en el área de las ingles.

Más galerías de fotos



Escrito por tanya siejhi gershon | Traducido por maria del rocio canales