Estiramientos para hacer antes de correr

Por años, se creía que el estiramiento estátitco antes de correr tenía beneficios, pero recientes estudios han mostrado lo contratio. Los estiramientos dinámicos antes de correr en realidad son más beneficiosos. Realizados durante el movimiento y por menos tiempo que el estiramiento estático, los estiramientos dinámicos preparan tu cuerpo aumentando tu rimo cardíaco, abriendo las articulaciones, activando los músculos de estiramiento y reforzando la buena postura. Existe una variedad de estiramientos dinámicos que puedes hacer para prepararte para correr.

Giros de cadera

Los giros de cadera son un tipo de estiramiento dinámico efectivo para tus caderas. Coloca tus manos sobre tus caderas con tus pies separados siguiendo el ancho de los hombros y los dedos apuntando hacia adelante. Haz círculos con tus caderas en el sentido de las agujas del reloj. Repite los círculos en sentido contrario. Completa 10 repeticiones en cada dirección con un rango de movimiento completo.

Extensión de muslos

La extensión de músculos es otro estiramiento común, pero efectivo para tus muslos. Párate recto con tus pies separados según el ancho de tus hombros y los pies apuntando hacia adelante. Levanta una pierna hacia tus glúteos. A medida que lo haces, enfoca hacia atrás y toma tu tobillo con tu mano opuesta. Pasa tu tobillo hacia tus glúteos hasta que sientas un estiramiento en tu muslo y mantén esta posición por 2 segundos. Baja lentamente tu pierna y repite este estiramiento con tu pierna y mano opuesta. Mantén el torso recto mientras haces el estiramiento. Completa 10 a 15 repeticiones en cada pierna.

Giros de pierna

Los giros de piernas (leg swings) son un poco más avanzados que los dos estiramientos anteriores. Están dirigidos a tus bíceps femorales y muslos. Primero, párate paralelo a un pasamanos con tres pies separados siguiendo el ancho de los hombros y tus dedos apuntando hacia adelante. Coloca la mano de afuera sobre tu cadera del mismo lado y toma el pasamanos con la otra mano. Con una rodilla ligeramente doblada, gira tu pierna interna hacia afuera hasta que sientas un estiramiento en el bícep femoral. A medida que bajas la pierna gírala hacia atrás e intenta golpearte los glúteos hasta que sientas un estiramiento en tu muslo. Aumenta gradualmente tu rango de movimiento con cada repetición. Realiza 10 a 15 repeticiones con cada pierna.

Saltos con energía

Los saltos con energía (power skip) están dirigidos a los brazos, hombros, músculos centrales, caderas, glúteos, muslos, bíceps femorales y pantorrillas. Utilizando un movimiento de salto, gira un brazo recto hacia arriba y levanta tu rodilla opuesta tan contraída como sea posible. Si lo haces correctamente, deberás flotar brevemente en el aire. A medida que bajas un brazo y rodilla, repite el movimiento con el brazo y la rodilla opuestos. Concéntrate en la altura en lugar de la distancia. Completa 20 a 30 repeticiones.

Más galerías de fotos



Escrito por james neel | Traducido por aldana avale