Estiramientos que ayudan a la vuelta de manos hacia atrás

Corres el riesgo de lesionarte haciendo una vuelta de manos hacia atrás si no has progresado por medio de los ejercicios de estiramiento adecuados, tales como el puente.

Corres el riesgo de lesionarte haciendo una vuelta de manos hacia atrás si no has progresado por medio de los ejercicios de estiramiento adecuados, tales como el puente.

La vuelta de manos hacia atrás (back walk over) es un ejercicio fundamental para la gimnasia, aunque puede parecer casi imposible de realizar para la persona promedio. El truco para hacer una vuelta de manos hacia atrás se encuentra en poseer la fuerza y ​​la flexibilidad para hacer el movimiento antes de intentarlo. No cometas el error de pensar que hacer una vuelta de manos hacia atrás te preparará para realizar la voltereta hacia atrás. La zona lumbar y los hombros deben ser tus principales preocupaciones para mejorar la flexibilidad a través de los estiramientos si deseas llevar a cabo la vuelta de manos hacia atrás con seguridad.

Círculos del torso

Los círculos del torso son un ejercicio popular entre los atletas y gimnastas para estirar las caderas, la zona lumbar y crear espacio entre las costillas. Para realizar este ejercicio de estiramiento, mantén tus brazos estirados por encima de tu cabeza, con un balón medicinal entre las manos si lo deseas. El balón medicinal ayuda a estirar más tu cuerpo. Con los brazos rectos, traza un gran círculo en el aire hacia la derecha y luego hacia abajo en frente de tus dedos de los pies. Haz un círculo de nuevo a la izquierda y por encima de tu cabeza. Imagina un gran reloj de tu tamaño situado frente a ti y sigue toda la curva desde las 12 hasta las seis en punto, pasando por cada número entre estos dos puntos. Haz círculos en sentido anti-horario también. Dobla tus rodillas a medida que avanzas.

Balanceándote y rodando en el puente

Los puentes requieren fuerza y flexibilidad de la columna vertebral, la zona lumbar, los hombros y el centro. Este ejercicio también se conoce como arco hacia arriba o pose de la rueda en el yoga. Si tu cuerpo se balancea en esta posición, significa que no tienes la flexibilidad necesaria en tu zona lumbar ni en tus hombros para realizar una vuelta de manos hacia atrás. El dolor en la zona lumbar al balancearte y rodar en la posición del puente significa que necesitas estirarte más y deberías trabajar en sostener un puente regular por un poco más de tiempo. Si quieres realizar un puente con bastante facilidad, primero extiéndete hacia arriba y hacia fuera lo suficiente, de modo que tus hombros se muevan más hacia adelante que el lugar en el que se posan tus manos. Para llegar al puente, acuéstate sobre tu espalda con las rodillas flexionadas, tus pies deben tocar el suelo de forma plana cerca de tus glúteos, tus manos deben estar cerca de tu cabeza con los dedos apuntando a tus hombros y tus codos deben estar flexionados. A continuación , impúlsate hacia arriba de manera que sólo los pies y las manos toquen el suelo y tu torso se doble como una rueda. Luego, deja tus brazos rectos y traslada todo tu peso a tus manos. Luego, traslada todo tu peso a tus pies, sin dejar caer tus caderas. Esto es balancearse.

Estiramiento de hombros con asistente detrás

Una manera fácil de aumentar la flexibilidad de los hombros para realizar una vuelta de manos hacia atrás es tener un asistente para que te ayude. Coloca tus manos detrás de tu cabeza con los codos doblados. Tira de tus codos hacia tus lados, lo más que puedas. No proyectes tu barbilla hacia adelante. Luego, haz que tu asistente se coloque detrás de ti y coloque sus manos frente a tus codos. Entonces, tu asistente debe tirar más hacia atrás de tus codos intentando hacer que se toquen.

Más galerías de fotos



Escrito por sarka-jonae miller | Traducido por gloria soto