Estiramientos de alineación de la cadera

El área de la cadera es una articulación de bola y cavidad, que forma la base para el resto del cuerpo. Estar sentado periodos prolongados, sufrir sacudidas leves, tropezar o resbalar puede desalinear las caderas. Esta desalineación de las caderas puede provocar problemas en la columna vertebral y en la espalda baja, e incluso en las rodillas y otras partes del cuerpo. Ciertos movimientos o estiramientos ayudan a realinear las caderas con el tiempo, lo que reduce el riesgo de lesiones y dolor.

Estocada (lunge) profunda

La estocada profunda abre los flexores de la cadera que podrían acortarse con el tiempo después de largos periodos sentado. De pie, da un paso largo hacia enfrente. Dobla lentamente la pierna delantera manteniendo recta la otra pierna. Mete el coxis debajo de ti y siente un estiramiento en la parte delantera de la pierna de atrás. Mantén la posición de 20 a 30 segundos.

Flexión hacia adelante con piernas abiertas

La flexión hacia adelante con las piernas abiertas extiende los muslos y los músculos isquiotibiales internos, los dos grupos de músculos que se conectan a la zona de la cadera. La opresión en estas zonas puede contribuir a una mala alineación de las caderas. Siéntate en el piso, con las piernas estiradas frente a ti. Abre las piernas hasta donde te sientas cómodo, formando una "V" con ellas. Baja con lentitud la parte superior del cuerpo hacia adelante hasta que sientas un estiramiento. Sostén la postura..

Postura del leño ardiente

La postura del leño ardiente es una postura de yoga que estira las caderas intensamente, incluyendo al músculo piriforme. Esta es un área en las caderas que a menudo provoca dolor ciático, un dolor en la espalda baja o en la parte externa de las nalgas que puede irradiar hacia la pierna. La apertura de esta área puede ayudar a aliviar el dolor ciático con el tiempo. Siéntate en el piso. Lleva la pierna derecha al frente, doblándola en la rodilla sobre el piso y paralela al cuerpo. Coloca la pierna izquierda sobre la pierna derecha, con la rodilla directamente encima del tobillo y con la parte inferior de las piernas paralelas entre sí, como dos leños uno sobre el otro. Es posible que sientas un estiramiento al hacerlo. Si necesitas un estiramiento más intenso inclínate lentamente hacia adelante y mantén la postura.

Estiramiento hacia adelante con isquiotibiales

El estiramiento hacia adelante ayuda a estirar la espalda baja y los isquiotibiales, y con la adición de una torsión enfocada en los isquiotibiales y los abductores, que se conectan desde la cadera hasta la rodilla. Parado con los pies separados al ancho de las caderas, dóblate lentamente hacia adelante desde las caderas, manteniendo la espalda recta para no forzarla. Lleva las manos a las piernas o al piso. Lentamente gira a un lado, con las manos hacia el exterior de la pierna o hasta el piso por fuera del pie. Mantén esta postura y después gira lentamente hacia el lado opuesto.

Más galerías de fotos



Escrito por chelsea hanson | Traducido por sergio mendoza