Estiramiento de isquiotibiales para hacer en el escritorio de la oficina

Muchas personas pasan muchas horas sentados en un escritorio en su trabajo o en una oficina en casa. Un efecto de el estar sentado en forma prolongada es el endurecimiento de isquiotibiales, lo cual pueden aumentar el riesgo de lesiones cuando haces deporte o incluso en la rutina diaria. Si no tienes mucho tiempo para alejarte de tu escritorio prueba algunos estiramientos sentado para mantener las piernas flexibles y activas.

Estiramiento de ambas piernas

Si no tienes mucho puedes estirar ambos isquiotibiales a la vez. Gira tu silla a un lado a otro, colocando tu trasero en el borde de la misma. Estira las piernas y coloca los talones en el suelo. Coloca las manos en la parte superior de los muslos o detrás de las rodillas, según lo que te sea más cómodo, e inclina el torso hacia adelante para estirar los tendones de la columna. Sostén la posición durante varios segundos, luego relájate y repite. Ten cuidado de no caer de la silla, sobre todo si esta tiene ruedas.

Estiramiento de una sola pierna

Si tienes un poco más de tiempo, o simplemente prefieres centrarte en una pierna por vez, estira los músculos isquiotibiales de a uno. Siéntate cerca del borde de la silla y deja un pie en el suelo, mientras extiendes la otra pierna hacia fuera delante tuyo. Coloca el talón de la pierna extendida en el suelo e inclínate hacia adelante para estirar el tendón de la columna. Mantén el estiramiento, relájate y luego cambia de pierna para trabajar con la otra. Coloca la pierna en una caja o una silla si quieres llegar a una mayor flexibilidad o simplemente quieres un desafío mayor.

Toalla y banda de estiramiento

Otra variación del estiramiento isquiotibial en una silla es el uso de un accesorio como una toalla o banda corta. Extiende una pierna como con estiramiento simple de pierna y coloca la toalla o la banda alrededor de la planta del pie. Sostén un extremo de la toalla en cada mano y tira suavemente hacia atrás, inclinándote hacia adelante para estirar los músculos de la columna. El músculo de la pantorrilla también obtendrá su elongación con este movimiento. Sostén la posición durante varios segundos y relaja. Haz el estiramiento de ambos lados.

Consideraciones

Cuando estés haciendo estiramientos isquiotibiales en tu escritorio, muévete lentamente y no abandones hacia el final. Puesto que si te encuentras sentado, sus músculos no llegan a calentarse y el daño potencial es mayor si no lo haces correctamente. Realiza estiramientos isquiotibiales de dos a tres veces por día para mantener las piernas flexibles, especialmente si estás en el escritorio por muchas horas.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua mccarron | Traducido por sebastian castro