Estiramiento de cuádriceps e isquiotibiales

Los cuádriceps y los músculos isquiotibiales de los muslos superiores ayudan a moverte de manera eficiente. Casi todos los deportes físicos requieren del esfuerzo de la parte inferior de tu cuerpo, e incluso caminar y subir escaleras en el trabajo te obliga a ejercitar los principales grupos musculares. El estiramiento de los cuádriceps e isquiotibiales es relativamente simple y lo debes incluir en tu rutina de ejercicios.

Estiramiento de cuádriceps

La elongación de parado de los cuádriceps es uno de los estiramientos estáticos más básicos para la parte superior del muslo. Mantén tu equilibrio colocando una mano en una pared cercana. Alternando las piernas, tira hacia atrás un pie dirigiéndolo a tu cintura y permanece en esta posición por algunos segundos. Para el estiramiento acostado de los cuádriceps, empieza por recostarte boca abajo sobre el piso con tus piernas estiradas y rectas. Dobla una pierna por la rodilla, manteniendo el talón plano sobre el suelo. Ahora levanta la otra pierna del suelo y permanece elongando en esta posición durante algunos segundos.

Estiramiento de isquiotibiales

Para el estiramiento de parado de los isquiotibiales, busca una plataforma estable con una altura cercana a tu pecho. Levanta tu pierna y colócala en la plataforma. Inclínate sobre la pierna y mantente en esta posición durante unos segundos. Alterna las piernas; intensifica el estiramiento flexionando o apuntando a tus dedos. Otro ejercicio de estiramiento para los isquiotibiales es la elongación modificada con obstáculos: siéntate sobre el suelo con tu espalda recta y tus piernas extendidas. Dobla la rodilla derecha y mete tu pie por el lado interior de tu muslo izquierdo. Luego, inclínate por sobre tu cintura apuntando hacia el tobillo izquierdo. Alterna las piernas y mantén tu espalda lo más plana posible.

Más galerías de fotos



Escrito por frederick s. blackmon | Traducido por anibal julian barbosa