Cómo estimular las hormonas de crecimiento naturales con la nutrición

La hormona de crecimiento humano, o HGH por sus siglas en inglés, se forma naturalmente en la glándula pituitaria y juega un papel importante en el crecimiento y el desarrollo a lo largo de la niñez y la adolescencia. Durante la adultez la HGH continúa jugando un papel importante, aunque menor, ayudando a construir y mantener músculos magros. Como con cualquier hormona en el cuerpo, la buena nutrición puede ayudar a promover y mantener niveles saludables de HGH siempre y cuando los otros mecanismos también funcionen bien.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Alimentos ricos en arginina
  • Alimentos ricos en proteínas

Instrucciones

    Comer para promover niveles óptimos de HGH

  1. Come cantidades adecuadas de proteína. Según la Colorado State University, la HGH es una hormona basada en la proteína que regula el crecimiento y el metabolismo. La HGH está compuesta de aminoácidos, las unidades estructurales principales de todas las proteínas. Una función importante de esta proteína es regular el anabolismo del tejido de los músculos, o el crecimiento. Pero una dieta con poco contenido de proteína no provee los bloques de construcción necesarios para el anabolismo de los músculos. Las fuentes animales de proteína en particular suplen todos los aminoácidos necesarios para el desarrollo de los músculos. La carne magra, el pescado, los huevos y los lácteos son buenas fuentes animales de proteína.

  2. Come una variedad de alimentos ricos en arginina. La L-arginina es un aminoácido que se ha probado que aumenta la secreción de HGH en atletas como respuesta a los ejercicios de entrenamiento de fuerza. La Mayo Clinic enumera varios alimentos ricos en arginina incluyendo las nuces de nogal, las avellanas, las nueces de Brasil, las pacanas, las semillas de girasol, el arroz marrón, las pasas, las almendras, los anacardos, el pollo, el chocolate, los productos lácteos, las carnes y los cacahuetes.

  3. Evita los carbohidratos con alto contenido glicémico que aumentan rápidamente el azúcar en sangre, especialmente después de tu ejercicio. El azúcar, la harina, el arroz y otros carbohidratos procesados se convierten rápidamente en glucosa causando un aumento repentino en la glucosa que circula. Según Peak Performance, quien publica información para atletas y entrenadores, la hiperglicemia, o azúcar alta en sangre, tiende a desactivar la secreción de HGH. Los alimentos con alto contenido de grasa también detienen la secreción de HGH si los comes antes de tu entrenamiento.

  4. Bebe mucha agua antes, durante y después de tu ejercicio. La deshidratación reduce significativamente la secreción de HGH inducida por el ejercicio.

Consejos y advertencias

  • Aunque un soporte nutricinal adicional es esencial para la producción de HGH, la nutrición sola no aumentará la secreción de HGH en adultos. Peak Performance indica que el ejercicio anaeróbico de alta intensidad como el entrenamiento con pesas es el mejor modo de estimular naturalmente la HGH. Los patrones de sueño regulares adecuados también son importantes. Las secreciones de HGH ocurren en ciclos circadianos de entre seis y 12 aumentos pequeños por día, y el mayor de ellos ocurre alrededor de una hora después del sueño nocturno. La falta de sueño o los patrones irregulares para dormir pueden interferir con los ciclos circadianos y limitar la secreción de HGH.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle matte | Traducido por ana grasso