Cómo estimular a que los hermanos trabajen juntos en las tareas domésticas

Cuando las tareas del hogar se hacen en equipo, tiende a ir más rápidamente y sin problemas, es decir, a menos que tu equipo esté integrado por niños que sean hermanos. Los hermanos parecen tener un don para encontrar temas para discutir, sobre todo cuando hay trabajo implicado. Mantén la paz en tu hogar, alentando a los niños a trabajar juntos de manera eficaz para terminar las tareas del hogar. Hay muchos beneficios de trabajar bien juntos, incluyendo la armonía de la casa, lo que hará que la vida familiar sea más agradable.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Cronómetro

Instrucciones

  1. Asigna tareas a tus hijos que puedan completar juntos. Estas serán probablemente las tareas más grandes o más delicadas que necesitan más de una persona para completarse, como rastrillar el patio, la limpieza de una habitación compartida sucia o la limpieza de un armario. Diles a tus hijos que quieres que trabajen juntos para hacer el trabajo y que esperas que trabajen en paz y juntos de manera efectiva.

  2. Supervisa que los niños se organicen para completar la tarea para asegurarte de que cooperen de manera positiva. Ellos podrían hacer frente a la tarea, junto con todos los que trabajan de manera general, o puedes asignar tareas específicas a personas específicas. Cualquiera de estas opciones puede ser apropiada, dependiendo de la naturaleza de la tarea y la cantidad de trabajo. Lo importante es asegurarte de que los niños trabajen en equipo.

  3. Desarrolla un espíritu de cooperación entre los niños para ayudarles a ver la tarea como un equipo y no como adversarios, sugiere el pediatra y autor William Sears, del sitio web Ask Dr. Sears. Puedes lograr esto al proporcionar un incentivo para los niños, como una actividad que puedan disfrutar juntos, como un día de campo, para que lo hagan después de terminar la tarea con éxito como un equipo.

  4. Programa un cronómetro para animar a los niños a trabajar juntos de manera efectiva, informa el sitio web National Network for Child Care. Sin límite de tiempo, algunos niños pueden distraerse o pueden tener dificultades para organizarse al trabajar juntos. Un cronómetro los obliga a organizarse y hacer el trabajo en equipo en el momento oportuno. Al establecer el escenario para trabajo en equipo cooperativo, animas a tus hijos a hacer frente a la meta juntos.

  5. Facilita la resolución de problemas. Si los niños tienen dificultades o problemas con las tareas, pueden necesitar algún apoyo de los padres para resolverlo pacíficamente y de manera proactiva. Discute la situación y las posibles soluciones para ayudar a tus hijos para llegar a un plan para completar las tareas juntos. Por ejemplo, si tus hijos no pueden decidir quién va a hacer qué y están discutiendo, podrías decir: "Parece que tienen problemas para organizarse. ¿Y si John pone toda la ropa sucia en el cesto y Adam selecciona los juguetes? Una vez que hagan esas tareas, apuesto a que estarán casi terminando la limpieza de su habitación".

  6. Proporciona retroalimentación positiva cada vez que veas o escuches a tus hijos trabajando juntos de manera efectiva y positiva. Podrías decir: "Ese fue un gran trabajo en equipo para limpiar su armario. He oído que los dos trabajan juntos para decidir qué tirar y qué conservar. ¡Estoy muy orgulloso de ustedes dos!".

  7. No hagas caso de disputas menores, si es posible, aconseja el Dr. Sears. A veces los niños discuten en formas menores mientras ellos trabajan. Mientras que estén trabajando y las tensiones no escalen, haz caso omiso de lo desagradable y deja que lo resuelvan.

  8. Instituye consecuencias negativas para los niños que se niegan a trabajar juntos a pesar del estímulo e ignoran tácticas. Puedes quitar privilegios o aumentar su carga de trabajo para lograr que trabajen juntos hasta que se resuelvan sus diferencias y se conviertan en un equipo, sugiere la autora Lisa Whelchel, en el sitio web Focus on the Family.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por verónica sánchez fang