Cómo estimular a los adolescentes a vivir su fe

Cuando el estilo de crianza de tus hijos y tu hogar contradicen tus fuertes creencias espirituales, no es raro esperar que tus hijos adolescentes simplemente adopten tus propias creencias. Sin embargo, antes de que esto suceda, los adolescentes tienen que hacer una elección consciente y decidir seguir a Dios, afirma Marcos Gregston, líder de Heartlight Ministries. Alentar a tus hijos adolescentes a vivir su fe es una forma de inculcar sus creencias cristianas.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Haz preguntas a tu hijo para ayudarlo a comenzar a explorar su fe. Pregúntale qué cree y ayúdale a profundizar más para que descubra por qué lo cree. Preguntas sobre los acontecimientos actuales, la moral y el futuro son sujetos ideales para explorar con tu hijo adolescente, el participar en una conversación de preguntas y respuestas puede fortalecer su fe y la tuya también.

  2. Promueve la investigación en las creencias espirituales para ayudar a tu adolescente a aprender los principios que sustentan la fe, aconseja Gregston. Es necesario que un adolescente haga preguntas y obtenga respuestas espirituales para construir los cimientos de la fe. Debes estar siempre dispuesto a compartir tu propia fe, si tu hijo le pregunta al respecto. Anima a tu hijo a leer la Biblia y también a realizar preguntas sobre la iglesia.

  3. Asiste a servicios religiosos e invita a tu hijo adolescente a asistir contigo. Anímalo a buscar oportunidades para participar en las actividades organizadas dentro de tu grupo de culto local. Los grupos pastorales juveniles y los proyectos de servicio pueden ser ideales para conseguir que tu hijo se involucre y active con las personas que comparten tu fe, mientras que sirve y ayuda a otros.

  4. Ayuda a tu hijo a entender la profundidad y amplitud de vivir su fe. Si bien es importante contar con la comprensión espiritual, esto es sólo una parte de la base espiritual, informa la página web de West Heights Youth. Enseña a tu hijo que Dios es el centro de su vida y que tiene un impacto en todos los pensamientos, palabras y acciones. Para obtener una fuerte fe, es de suma importancia la devoción y dedicación a Dios y seguir Su voluntad y camino.

  5. Habla acerca de la aplicación práctica de la fe con tu hijo adolescente. Cuando surgen problemas o se produzcan eventos, anímalo a verlos con una perspectiva basada en la fe. Por ejemplo, si un amigo necesita ayuda, cita 1 Juan 3:17 y Filipenses 2:04 que hablan sobre ayudar a otros.

  6. Da un paso atrás y permite a tu hijo que tome sus decisiones basadas en la fe y sin presión. Para que la fe sea profunda y duradera, debe ser de la elección de tu hijo y no a causa de la presión. Proporciona apoyo y un ejemplo de fe personal, pero debes dar a tu hijo el tiempo y el espacio necesario para que descubra su propia fe.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por luis alberto fuentes schwab