Estilos parentales y el acoso

¿Alguna vez has visto a un matón en el patio y te preguntaste de dónde salió toda esa agresividad? Si bien hay muchos factores que pueden contribuir al comportamiento de acoso o intimidación, el estilo parental es definitivamente uno de ellos. Los psicólogos del desarrollo han reducido los estilos a cuatro tipos, cada uno basada en la "capacidad de respuesta" de los padres y la "exigencia". La capacidad de respuesta indica el nivel de ternura y apoyo emocional que los padres muestran a sus hijos. La exigencia se refiere a la medida en que los padres esperan obediencia y están dispuestos a enfrentarse a sus hijos cuando son desobedientes. Este elemento también se conoce como "control de la conducta", según el artículo "Parenting Style and Its Correlates" de Nancy Darling, según lo citado en el sitio web de Community Counseling Services. Dependiendo en qué categoría encajes, tu estilo parental puede estar teniendo un impacto serio sobre si tu hijo se está convirtiendo en un matón, o incluso una posible víctima de uno.

Autoritario

Los padres autoritarios muestran bajos niveles de capacidad de respuesta y altos niveles de exigencia. Por lo general son insensibles a las necesidades de sus hijos y no son particularmente tiernos ni un gran apoyo. Sin embargo, los padres autoritarios son a menudo rápidos y duros a la hora de castigo. También esperan que sus hijos acepten sus valores y opiniones sin preguntas ni resistencia. En el estudio ''Parental style and child bullying and victimization experiences at school'' de Stelios N. Georgiou publicado en la edición de agosto de 2008 de "Social Psychology of Education", investigadores de la University of Cyprus concluyeron que los hijos de padres autoritarios son los más propensos a convertirse en matones, lo que demuestra que el castigo severo contribuye a la agresión infantil.

Autoritativo

Los padres autoritativos muestran altos niveles de capacidad de respuesta y de exigencia, según Darling. Mientras están atentos y sensibles a las necesidades de sus hijos de la misma manera que los padres permisivos, los padres autoritativos también disciplinan a sus hijos constantemente y esperan niveles apropiados para su edad de obediencia y sumisión. Los hijos de padres autoritativos son menos propensos a convertirse en agresores o víctimas de los matones.

Permisivo

Los padres permisivos muestran altos niveles de capacidad de respuesta con bajos niveles de exigencia. Esto significa que son muy sensibles a las necesidades y emociones de sus hijos y fomentan la libre expresión de sus impulsos. Sin embargo, estos padres utilizan medidas débiles o inconsistentes para disciplinar a sus hijos. Aunque este estilo parental no contribuye al comportamiento intimidatorio, los niños de padres permisivos son también los más propensos a ser víctimas de otros matones.

Desinteresado

Los padres desinteresados tienen niveles extremadamente bajos tanto de capacidad de respuesta como de exigencia para sus hijos. Estos padres pueden proveer de lo más básico a sus hijos (comida, agua, refugio y ropa), pero no están interesados ​​en disciplinarlos ni mostrarles apoyo emocional, según la declaración de Darling. Los padres desinteresados contribuyen al comportamiento agresivo característico de los matones, ya que estos padres no enseñan a sus hijos que tal comportamiento es inaceptable. Con el tiempo, este tipo de naturaleza agresiva se vuelve más y más permanente.

Más galerías de fotos



Escrito por mario ramos | Traducido por martin santiago