Estilos de escotes de blusas femeninas

Las blusas se hacen con una gran cantidad de escotes diferentes. Algunos estilos revelan más del área del pecho y el cuello, mientras que otros son más conservadores. Otras blusas tienen suficientes adornos o impresiones alrededor de la línea del cuello como para funcionar como accesorio propio. Sin importar la figura que tengas, una blusa con un cuello favorecedor mostrará tus mejores cualidades.

Escote drapeado

Las blusas hechas con materiales suaves como la seda caen o se pliegan. Las que tienen cuello de capucha tienen un material que se dobla suavemente en el frente, destacando el cuello y el busto. Otras blusas pueden estar hechas de materiales que pueden atarse como un arco. Este arco debe estar flojo en el frente para permitir que se frunza sobre el pecho. Estas blusas se pueden usar en cualquier tipo de cuerpo ya que crean la ilusión de un cuello más largo y una proporción más delgada.

Cuello alto

A primera vista, una blusa de cuello alto puede parecer aburrida o modesta, pero es un recurso sofisticado. La blusa de cuello fruncido es tan alto que crea el efecto de pliegue. Puede tener un arco cosido en el cuello o puedes hacerlo tú misma. Si está alto, cerca de la cara, reforzando instantáneamente el cutis. Este estilo es adecuado para las mujeres de cuello alto ya que crea un físico escultural.

Cuello abierto

Cuando desees revelar tu pecho, cuello y clavícula, la mejor opción será una blusa de cuello abierto. Las blusas de cuello redondo tienen una línea mas circular, creando en un cuello corto un marco más largo. El cuello redondo escotado, con forma de "U", resalta el área del busto y los hombros, haciéndolo una opción ideal para las mujeres con forma de pera. El escote en V queda mejor en las mujeres con cuerpos manzana y tiene un escote más profundo.

Escote con adornos

Algunas blusas se resaltan a sí mismas sin la necesidad de usar joyería. Los escotes pueden ser adornados con volados, puntillas, encajes o estampados florales y animales. Estos estilos llevan la mirada al escote, que es lugar donde las mujeres no engordan. En los cuerpos con forma de pera esto crea la ilusión de que la mitad inferior es más delgada. Un escote sin accesorios también resalta el rostro y se puede usar rápidamente con una falda, pantalones e incluso con vaqueros.

Más galerías de fotos



Escrito por donna peterson | Traducido por elizabeth funes