Estilos de disciplina parental

Los estilos parental y se manifiestan a sí mismos en las habilidades de los padres para equilibrar la disciplina, como crear y reforzar los límites con cariño o responder a las necesidades de amor, afecto y afirmación del niño. Conforme buscas proporcionar a tu hijo una base estable para la vida a lo largo de su infancia, entender estas técnicas de disciplina básica e identificar la que ajusta contigo, te puede ayudar a ajustar su estilo parental para darle a tu hijo el mejor comienzo posible en la vida.

Positivo

De acuerdo con la Universidad de Wisconsin, los padres positivos son aquellos que tienen un buen equilibrio entre la disciplina y el cariño, y tratan de ofrecer una cantidad equitativa de los dos. Algunas veces son llamados padres "con autoridad" o "democráticos". Tienen altas expectativas sobre sus hijos y refuerzan sus reglas consistentemente, aunque también se comunican con sus hijos y están dispuestos a escuchar. Estos niños se sienten amados y respetados, pero entienden que necesitan seguir las reglas de la familia. También tienden a tener éxito en la escuela, bajos niveles de ansiedad y una autoconfianza alta, dice Joan E. LeFebvre, una agente de vida familiar en la Universidad.

Permisivo

Los padres permisivos también pueden crear hijos con una autoestima alta y bajos niveles de ansiedad, de acuerdo con LeFebvre. Estos padres dependen mucho del lado del "cuidado" del espectro. Muestran mucho amor y apoyan a sus hijos, pero les falta disciplina y estructura. Algunas veces son llamados padres "indulgentes" y tienen una filosofía muy centrada en los hijos. Los niños cuyos padres no establecen límites claros frecuentemente se vuelven irrespetuosos e incapaces de tomar sus propias decisiones, advierte KeepKidsHealthy.com.

Dominante

Los padres dominantes tienden a depender mucho del aspecto de las "reglas" de las cosas, pasando por alto el lado del cuidado. Estos padres valoran la obediencia y la demandan a sus hijos, pero no los alientan a pensar o actuar de forma independiente. Tampoco permiten que su autoridad sea cuestionada. Los niños que tienen padres dominantes pueden tener pocos problemas de comportamiento, pero también exhiben grandes niveles de ansiedad y autoestima baja, dice LeFebvre. Estos padres algunas veces son llamados "autoritarios".

Desvinculados

Los padres desvinculados están completamente centrados en ellos. No nutren o disciplinan a sus hijos. Se hacen cargo de las necesidades físicas básicas, como la alimentación y la ropa, pero de otra forma no les dan mucha atención. Estos padres pueden ser considerados negligentes. Los niños con padres desvinculados tienen baja autoestima, altos niveles de ansiedad, muchos problemas de comportamiento y pobre logro académico, de acuerdo con LeFebvre.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole harms | Traducido por laura de alba