Estilo de paternidad positivos

Existen varios estilos de paternidad positivos que les dan a los padres las herramientas apropiadas para conducir y dirigir a sus hijos a un comportamiento apropiado para su grupo de edad. Estos estilos comparten algunas cosas en común, incluyendo un enfoque en el estímulo, las consecuencias lógicas, las expectativas claras y razonables, las interacciones respetuosas y de apoyo, un deseo de ajustar la paternidad a la personalidad del hijo y evitar el castigo.

Amor incondicional

Sin importar el método de paternidad positiva que elijas, siempre debe haber un enfoque en el amor incondicional, comunicado tanto por palabras como por acciones. Los padres encuentran formas de comunicar el amor a través del tacto afectivo, el estímulo positivo, las recompensas, el reconocimiento del comportamiento deseado, las declaraciones de amor y una corrección de las elecciones negativas que se enfocan en el comportamiento y no en la personalidad o carácter del niño. Los niños que crecen teniendo por cierto que son amados, pero no rescatados de las consecuencias negativas por sus padres, tienen una mejor autoestima, de acuerdo con Foster Cline y Jim Fay, autores de “Parenting with Love and Logic".

Mensajes claros

Los padres necesitan comunicar mensajes claros y positivos sobre lo que quieren, no sobre lo que no quieren. Di "por favor, limpia tu habitación", en lugar de "no hagas tanto desorden". Ofrece un halago claro diciendo "hiciste tan buen trabajo poniendo todos los juguetes de nuevo en su lugar" en lugar de sólo "buen chico". Proporciona un conocimiento verdadero de las consecuencias diciendo "siento que no puedas sacar un libro de la biblioteca porque tienes un libro atrasado con una multa. Supongo que necesitas encontrar el libro y pagar la multa si quieres sacar este otro libro". Los padres comunican apoyo, amor y una dirección clara sobre los comportamientos que desean y los que no son aceptables.

Buen modelo

Los padres que practican estilos de paternidad positiva modelo en el comportamiento que quieren ver, de acuerdo con Mac Bledsoe, autor de “Parenting with Dignity" (paternidad con dignidad). Los modelos claros demuestran exactamente cómo quieres que se comporte tu hijo y por qué esto trae buenos resultados. Evita mezclar los mensajes que los padres envían cuando repiten la frase tan honrada por el tiempo "haz lo que digo, no lo que hago". Los niños tienen mayor probabilidad de elegir un comportamiento apropiado cuando ven que tiene consecuencias positivas y que las reglas les aplican a todos.

Conoce a tu hijo

Gary Smalley, autor de "Homes of Honor Parenting Manual", que alienta a aprender el tipo de personalidad y lenguaje de amor de cada hijo y ajustar sus interacciones con tus hijos según esa información. Si tienes un hijo a quien le gusta estar a cargo y cuyo lenguaje de amor son los actos de servicio, di "me puedes ayudar hoy estando a cargo de acomodar la mesa". Para un niño que muestra el amor a través del toque afectivo, podrías decir "¿qué tan rápido puedes poner la mesa? ¿Pueden vencer todas las veces previas? Estoy viendo el reloj". Esto convierte la tarea en un juego, haciéndola divertida y puedes jugar con su cabello o darle un abrazo para comunicar tu amor y aprecio.

Consecuencias lógicas

Los estilos de paternidad positiva se enfocan en permitir que los niños experimenten las consecuencias lógicas de su comportamiento. Si tu hijo no puede ir al concierto porque gastó su mesada en chucherías, no le ayudes y le des el dinero. Permite que se quede en casa mientras sus amigos se van y dile "siento que no pueda decir esta vez. Tal vez la próxima vez compres los boletos antes de tus dulces". El hijo aprende a elegir el buen comportamiento porque le gustan esas consecuencias más, de acuerdo con el Dr. Roger Allen, autor de “Common Sense Discipline".

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn rateliff barr | Traducido por laura de alba