Cómo esterilizar los cepillos para el cabello

Si usas el cepillo para el cabello todos los días sin pensarlo dos veces, es el momento de detenerte y proporcionarle a tu cepillo la atención que merece. Con el tiempo, el cepillo puede quedar tapado con pelo, recoge suciedad, aceite del cabello y los productos pare peinar. Limpiar y esterilizar el cepillo regularmente te ayuda a mantener el cabello limpio y saludable, lo que extenderá su vida útil. Simplifica el trabajo limpiando dos cepillos al mismo tiempo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Un cepillo de pelo adicional
  • Champú, jabón lavavajillas o jabón líquido para manos
  • 1/2 taza de vinagre blanco o 1/4 de taza de amoniaco
  • Tazón grande

Instrucciones

  1. Quita el pelo del cepillo raspando las cerdas de dos cepillos entre sí. Hazlo cuidadosamente para evitar dañar las cerdas.

  2. Humedece las cerdas de los cepillos de pelo con agua tibia. Coloca unas gotas de champú, de jabón lavavajilla o de jabón líquido para manos sobre las cerdas de cada cepillo y luego frótalas entre sí para quitar la suciedad y los desechos. Enjuaga los cepillos bajo el agua corriente tibia. Repite el proceso si los cepillos no quedan completamente limpios.

  3. Combina 1/2 taza de agua tibia con 1/2 taza de vinagre blanco en un tazón grande o en la pileta del baño. Esteriliza los cepillos poniéndolos en remojo en la mezcla durante 20 o 30 minutos. No dejes más tiempo los cepillos en remojo ya que eso puede dañar los mangos de madera o los rellenos de goma. Alternativamente, puedes esterilizarlos si los dejas en remojo en una mezcla de 1/4 de taza de amoníaco y una taza de agua tibia.

  4. Enjuaga los cepillos de pelo con agua tibia. Coloca los cepillos sobre una toalla doblada y espera a que se sequen al aire.

Consejos y advertencias

  • El aceite del árbol del té es un desinfectante natural eficaz para los cepillos de pelo, según la International Aromatherapy and Herb Association. Remoja el cepillo en una mezcla de 1/4 de onza (7,3 ml) de aceite del árbol del té en un cuenco de agua tibia.
  • Si no tienes dos cepillos, usa un peine para limpiar el cepillo de pelo.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por alejandra prego