Cómo saber si estás unido a tu hijo pequeño

Escrito por kathryn hatter | Traducido por aldana avale
Pasar un momento agradable leyendo un libro puede fortalecer una unión entre un padre y un niño pequeño.

Los niños dependen de una unión sólida al cuidador que le ofrezca seguridad y fomente su confianza. A medida que el niño pequeño gana movilidad y los primeros atisbos de independencia, quizás te preocupes por si has creado una unión lo suficientemente fuerte entre tú y él. Examina tu relación y la forma en que tu hijo interactúa y respóndete para determinar la profundidad y fuerza de tu unión.

Presta atención a cómo tú y tu hijo pequeño interactúan entre sí, aconseja Stop Child Abuse Now de Northern Virginia. Con una unión fuerte, tu hijo confiará en ti, se apoyará en ti y mostrará una conexión cercana contigo. Los abrazos, los besos, el acurrucarse juntos, el tomarse de la mano y las conversaciones animadas serán una ocurrencia fácil y frecuente.

El especialista en ciencia familiar Sean Brotherson, con la North Dakota State University, sugiere que notes cómo tu hijo pequeño responde a situaciones y ambientes nuevos y no familiares. Un niño pequeño que se siente inseguro y ansioso, quizás por una unión débil con un padre, puede no tener la fortaleza y el coraje necesario para explorar y acercarse a algo que no le es familiar.

Considera cómo maneja tu hijo pequeño las situaciones molestas. Si confía en ti y tiene una fuerte unión contigo, será natural para él depender de ti para la comodidad y el apoyo cuando se lastima o se siente mal o asustado, tal como advierte la psicóloga Laura Markham, con el sitio web Aha! Parenting.

Observa cómo tu estímulo y apoyo le da a tu hijo pequeño el coraje y la energía para probar cosas nuevas. Con una unión fuerte y una relación confiable, tu hijo deberá recibir tu estímulo con una actitud confiada y lo utilizará para reforzar su autoestima para lograr nuevos objetivos y probar cosas nuevas.

Consejo

Si percibes que tu unión con tu hijo pequeño necesita una mejoría, trabaja para alentarla y fortalecerla. Nunca es demasiado tarde para mejorar una unión de padre-hijo, afirma Stop Child Abuse Now en Northern Virginia. Pasa tiempo leyendo, jugando, cantando, acurrucándose e interactuando de forma positiva todos los días. Establece contacto visual con tu hijo, escúchalo cuando se comunica y respóndele de forma positiva. Tampoco olvides expresarle tu amor con abrazos y besos a menudo.