Cómo saber si estás exhausto

Las rutinas frenéticas, lidiar con las fechas límites en el trabajo y atender las necesidades de la familia pueden hacer que te sientas cansado y hecho polvo. Sentirse exhausto de vez en cuando debido a presiones situacionales es común, pero el cansancio que se extiende durante días, semanas o meses puede ser una señal de que algo más serio está pasando. Hacer un inventario de tus niveles de energía física y emocional puede ayudarte a determinar si es tiempo de tomar un descanso mental o visitar a tu médico.

Signos de agotamiento físico

Sentirte físicamente cansado todo el tiempo puede incluir síntomas como no poder dormir bien, tener problemas de concentración o para recordar cosas, sentir malestares y dolores en tus articulaciones y músculos o tener dolores de cabeza, según lo expresa el Centers for Disease Control and Prevention. El agotamiento también pude ser causado por indigestión, sudores nocturnos o sensibilidad a la luz. Otras señales de agotamiento físico incluyen dolores de pecho o problemas para respirar, según lo afirma Psychology Today. Perder peso y no tener apetito también pueden indicar que estás exhausto.

Signos de agotamiento emocional

Si te sientes constantemente abrumado, desvalido e infeliz, podrías estar sufriendo de agotamiento emocional. HelpGuide.org afirma que el agotamiento emocional puede impactar negativamente en tu desempeño laboral, tu vida familiar y tu salud física. Este puede ser causado por los altos niveles de estrés prolongado, haciendo que sientas que cada día es un mal día, te sientas aburrido y paralizado, o como si nada importara. El agotamiento emocional puede finalmente producir agotamiento físico, con síntomas que incluyen vulnerabilidad a los resfriados y la gripe.

Signos de otras afecciones

Sentirse exhausto todo el tiempo puede significar que algo más serio está pasando en tu cuerpo. Algunas afecciones médicas hacen que las personas se sientan exhaustas. Por ejemplo, la anemia puede evitar que tu cuerpo obtenga el oxígeno suficiente, haciendo que te sientas frío, cansado y mareado. También podrías tener deficiencia de magnesio, ya que las deficiencias de este mineral hacen que quemes oxígeno más fácilmente y te sientas cansado en exceso. El agotamiento combinado con los cambios en el peso, cambios en el cabello y la piel o el cuello dilatado pueden indicar problemas de tiroides, en especial entre las mujeres. Consulta a tu médico si sospechas que una afección médica subyacente puede ser la causa de tu agotamiento. Sentirte constantemente exhausto también puede ser una señal de depresión clínica, según lo afirma un artículo de 2011 de Innovative Clinical Neuroscience.

Combatir los signos de agotamiento

Si te sientes agotado, aumentar tu actividad de ejercicios puede hacer que te sientas con más energía y saludable, según el New York Times. El ejercicio, en especial los aeróbicos, libera endorfinas, las hormonas para que el cuerpo se sienta bien. El ejercicio no tiene que ser intenso; incluso las actividades de bajo impacto como caminar y el yoga pueden ayudarte a sentir más energía. Dormir más puede ayudar con el agotamiento si no estás descansando lo suficiente. Trata el agotamiento emocional meditando, tratando de relajarte, o pidiendo ayuda a tus amigos y miembros de tu familia. Hablar con un consejero o terapeuta puede proporcionarte estrategias para manejar el estrés o las presiones externas.

Más galerías de fotos



Escrito por morgan rush | Traducido por maria eugenia gonzalez