¿Cómo saber cuando estás exagerando los ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel están diseñados para fortalecer los músculos del piso pélvico, tanto en hombres como en mujeres. Uno de los principales beneficios de estos ejercicios consiste en la posibilidad de ayudar a mejorar la incontinencia urinaria o fecal. También puede ayudar a las mujeres a recuperar la rigidez de los músculos estirados durante el parto. Si no realizas los ejercicios de Kegel en forma correcta, en realidad te puedes causar más daño que beneficio.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Localiza el músculo correcto. Haz un gesto como si estuvieras tratando de contener la orina o las heces y nota el músculo que utilizas para ello. Debes ser capaz de encontrar el músculo y apretarlo sin la asistencia de tu muslo o de tus músculos abdominales. Si tienes que utilizar esos músculos, no estás aislando correctamente el músculo correcto y puedes añadirle demasiada presión.

  2. Mantén la contracción de Kegel por el tiempo adecuado para evitar la exageración. Para una rutina corta, sólo debes contener el músculo durante un segundo y luego relajarlo. Para una rutina larga, contráelo durante 10 segundos. Contraer el músculo durante demasiado tiempo puede dañarlo.

  3. Relaja el músculo por la cantidad adecuada de tiempo. Al hacer el programa de corto plazo, es necesario relajar el músculo durante un segundo; entonces, contráelo durante un segundo y relájalo por otro segundo. Después de cinco repeticiones, debes relajar el músculo por un total de 10 segundos. En el programa de largo plazo, debes relajarlo por 10 segundos, contraerlo por otros 10 segundos y relajarlos por 10 segundos. Después de 15 repeticiones, relájalo por un total de 30 segundos. Si no estás relajando el músculo lo suficiente, estás exagerando el ejercicio de Kegel.

  4. Controla tu incontinencia urinaria o fecal. Si no mejora o empeora, podrías estar exagerando tus ejercicios de Kegel o realizándolos de forma incorrecta. La exageración en los ejercicios de Kegel pueden hacer más daño al músculo, haciéndolo menos eficaz para contener la orina o las heces.

  5. Realiza los ejercicios de Kegel en la cantidad adecuada de veces por día. Realiza la versión corta o la versión larga hasta tres veces por día, no más. Si estás realizando los ejercicios más de tres veces al día, estás exagerando.

Más galerías de fotos



Escrito por lillian downey | Traducido por gloria soto