Cómo saber si estás abrigando demasiado a un recién nacido

Cuando vistes y cambias los pañales a tu recién nacido para evitar que se enfríe, es fácil dejarse llevar. Esto puede hacer que lo abrigues demasiado, lo que es un serio problema para la salud. La American Academy of Pediatrics ha vinculado esta situación con el aumento del riesgo del síndrome de la muerte súbita en bebés. Los signos de recalentamiento en un recién nacido son fáciles de detectar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Toca la cabeza y zona del cuello de tu bebé para revisar si están húmedos. Un cuello o cabeza húmedos indican que está sudando.

  2. Observa el rostro de tu bebé. Si está más colorado que lo usual o tiene un sarpullido, probablemente tu bebé esté muy abrigado.

  3. Escucha la respiración de tu hijo u observa el subir y bajar de su pecho. La respiración rápida es un síntoma de recalentamiento. Siente el pecho de tu bebé para ver si se siente caliente, que es otro signo de que está demasiado caliente.

  4. Nota si tu recién nacido tiene una inusual dificultad para dormirse o si no ha dormido lo normal. La intranquilidad es un signo posible de recalentamiento. Sin embargo, deberás ser consciente de que también es un signo de varios otros problemas, incluyendo estar frío. No bases tu conclusión sólo en la intranquilidad. Busca el resto de los signos.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel kolar | Traducido por aldana avale