El estallido en el hombro de un lanzador de béisbol

Al lanzar una pelota de béisbol, una importante cantidad de tensión se genera sobre la articulación del hombro. Si tu estilo de lanzamiento no es eficaz, lanzarás con regularidad durante todo el año, o si tienes desequilibrios musculares alrededor de la articulación del hombro, entonces puedes comenzar a escuchar y sentir un crujido en el hombro. Si esto sucede, es necesario conocer las potenciales causas y el tratamiento correcto para que puedas empezar la rehabilitación de la lesión.

Causas

Un estallido de hombro que causa un dolor agudo e intenso puede ser causado por un desgarro en el cartílago alrededor del hombro o un desgarro de uno de los músculos del manguito rotador (un grupo de cuatro músculos que soportan la articulación del hombro). Un estallido en el hombro que es acompañado con poco dolor o incomodidad y es gradual es muy probablemente que sea causa de la inestabilidad muscular y las estructuras que rodean al hombro. La articulación del hombro es una articulación rotular, y es poco el camino de las estructuras de soporte, lo que significa que a menos que te fortalezcas, corres el riesgo de que te vuelvas inestable y que se genere una lesión.

Inmediata acción y rehabilitación

Tan pronto como sientas dolor o el estallido, deja cualquier lanzamiento o actividad con el cuerpo superior que estés realizando. Descansa el hombro, y aplica un tratamiento con hielo de tres o cuatro veces al día, durante 20 minutos a la vez. Cuando el dolor desaparece, deberías ser capaz de comenzar a realizar algunos ejercicios suaves en él para aumentar el flujo de sangre y conseguir que la articulación se mueva de nuevo. Si el dolor no mejora después de 72 horas, consulta a tu médico o fisioterapeuta.

Fortalecimiento

Tener un apoyo más fuerte alrededor del hombro significa que serás menos propenso a lesionarte de nuevo. Realiza dos días de formación de fuerza corporal en el tronco superior, cada semana. Realiza ejercicios como flexiones, lagartijas, lanzamiento de balón medicinal y prensas de mancuernas, evitando los ejercicios que coloquen al hombro en una posición vulnerable, como el press de banca, las filas verticales y los levantamientos olímpicos. Levanta con una técnica perfecta, y si no estás seguro sobre algún ejercicio, pide ayuda a un entrenador experimentado.

Orientaciones futuras

Si sientes la aparición de dolor en el hombro o un chasquido mínimo que aparece en el futuro, evita lanzar por unos días hasta que el dolor disminuya. Trata de hacer que tus hombros estén fuertes y más móviles en el largo plazo, con el entrenamiento de pesas. Puede que también desees volver a evaluar tu técnica de lanzamiento, debido a que una técnica pobre a menudo puede poner la articulación y los músculos en posiciones más estresantes, lo cual puede llevar a una lesión.

Más galerías de fotos



Escrito por mike samuels | Traducido por franco castro