Estadísticas de los riesgos para la salud al comer comida rápida

La comida rápida se ha convertido cada vez más en una parte importante del estilo de vida estadounidense. En 1970, había unos 30.000 restaurantes de comida rápida en Estados Unidos y ese número ha aumentado a 222.000 en 2001. Esta creciente tendencia tiene que ver con las muchas consecuencias para la salud que vienen junto con una dieta de comida rápida.

Enfermedad cardíaca

La comida rápida puede causar hipertensión arterial y obesidad, debido a las altas cantidades de sal y grasas en los alimentos, dos factores principales de riesgo para la enfermedad cardíaca. En 2010, el 36,9% de los estadounidenses tenían enfermedad cardíaca, un número de proyectos de la American Heart Association (Asociación estadounidense del corazón) subirá a un 40,5% para el año 2030.

Grasa

Mientras que los artículos de comida rápida como las hamburguesas y las papas fritas, la comida mexicana y china y la pizza sólo aportaban un 1,9% de las calorías de las grasas totales de un estadounidense en 1965, en 1996 los alimentos agregaban hasta el 10,8%. Puesto que las comidas rápidas están llenas de grasas saturadas y trans, son un problema creciente, ya que estas grasas contribuyen a los niveles de colesterol insalubres y otros factores de riesgo de enfermedad cardíaca.

Ganar peso

Un estudio de enero de 2004, encargado por el National Heart, Lung and Blood Institute (Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre) siguió a los adultos jóvenes que comieron comida rápida durante un período de 15 años. Los participantes que comieron comida rápida más de dos veces a la semana aumentaron 10 libras (4 kilogramos) más y tenía mayor resistencia a la insulina que aquellos que comieron comida rápida menos de una vez por semana. El sobrepeso es un factor de riesgo para las enfermedades cardíacas y otras enfermedades de salud. La resistencia a la insulina puede conducir a tener diabetes, que también puede causar enfermedades del corazón.

Muerte

El US Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos) descubrió que la combinación de una dieta deficiente y la falta de actividad física provoca de 310.000 a 580.000 muertes cada año. Estas cifras son significativamente mayores que las muertes causadas por armas o por consumo de drogas. Los tipos de alimentos que llevan a la muerte son aquellos con demasiada grasa saturada, azúcar y sodio, que caracterizan a las comidas rápidas. Además, los platos de comida rápida a menudo no proporcionan suficientes opciones alimenticias saludables, como cereales integrales, frutas y verduras, que es otro factor que contribuye a tener problemas de salud. Este tipo de dieta lleva a tener obesidad, hipertensión arterial, diabetes, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y cáncer.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon therien | Traducido por maria gloria garcia menendez