Estadísticas sobre pérdida de peso con programas

Un estimado de 50 millones de estadounidenses se ponen a dieta cada año y cerca del 5 por ciento logra mantener el peso, según la Colorado State University Extension (extensión de la Universidad estatal de Colorado). La gente a menudo eligen unirse a un programa de pérdida de peso porque ofrecen una forma alternativa para adelgazar rápidamente. En un informe a la Federal Trade Commission (comisión federal del comercio), el Dr. George L. Blackburn escribe que muchos programas de perdida peso prometen éxito inmediato sin animar a los clientes a reducir la ingesta de calorías o aumentar la actividad física.

Riesgo de enfermedades cardiacas


Cada dieta redujo modestamente el peso corporal y varios factores de riesgo de cardiopatía.

En el 2005, el "Journal of the American Medical Association" (revista de la asociación médica estadounidense) publicó un estudio que comparó los riesgos de enfermedades cardiacas de las personas en diferentes programas comerciales populares de pérdida de peso. Los investigadores inscribieron a 160 participantes con riesgos conocidos para la enfermedad cardiovascular y les asignaron adherirse a uno de cuatro programas de perdida de peso durante dos meses. Después de un año, los investigadores llegaron a la conclusión de que cada dieta redujo modestamente el peso corporal y varios factores de riesgo de cardiopatía. La adhesión a la dieta, sin embargo, fue baja. Aquellos que eran capaces de seguir su dieta experimentaron una reducción en el riesgo de posibles los síntomas de enfermedad cardíaca.

Publicidad


Falsas afirmaciones, exageradas promesas de rendimiento e incluso mentiras.

Los programas de pérdida de peso atraen a clientes con falsas afirmaciones, exageradas promesas de rendimiento e incluso mentiras. De una muestra de 300 anuncios, el reporte de la FTC encontró que el 65 por ciento utiliza testimonios de clientes, tales como "he perdido 46 libras (21 kg) en 30 días!" El cuarenta y dos por ciento de ellos tenían las fotografías del antes y el después. La cantidad promedia de pérdida de peso en 195 testimonios publicitarios fue de 70 lbs (32 kg), una cantidad que no es factible en el caso de los productos que están promoviendo. Algunos anuncios insinuaban que los clientes podrían perder de 8 a 10 libras (3, 63 kg a 4,54 kg) por semana.

Costo de alimentos


Los planes dietéticos no son baratos.

Los planes dietéticos no son baratos. En el 2005, la revista "Forbes" comparó el costo de un menú semanal de 10 dietas populares. El precio promedio para la compra de alimentos de los planes como Jenny Craig, NutriSystem, Ornish, Slim Fast y más, fue de US$85,79 . El estadounidense promedio gasta US$54,44 por semana en alimentos. Considerando el hecho de que la mayoría de las personas obtiene 2/3 del peso perdido en su primer año y suben otra vez el 100 por ciento de su peso perdido en cinco años, según un informe diferente del FTC de 1997, ese dinero puede ser gastado mucho mejor en otras cosas.

Ganancias


El 66 por ciento de los estadounidenses están tratando de perder peso.

Los Centers for Disease Control and Prevention (centros para el control y la prevención de enfermedades) informan que más del 66 por ciento de los estadounidenses están tratando de perder peso o mantener su peso actual. Los programas de pérdida de peso se están aprovechando de la epidemia de la grasa en este país. En el año 2000, ocho de las mayores cadenas de pérdida de peso ganaron US$788 millones. De 1996 a 1998, los CDC encuestaron a adultos en los Estados Unidos y encontraron que 17,2 millones estaban usando productos para la perdida de peso sin receta médica.

Más galerías de fotos



Escrito por shannon marks | Traducido por ariadna delgado