Estadísticas de obesidad en adolescentes

En general, la obesidad se define como un peso por encima del 20 por ciento del número ideal de libras para una altura y edad determinadas. El porcentaje de adolescentes que sufren sobrepeso u obesidad se ha incrementado más del doble en las últimas tres décadas. De manera aproximada, se considera que 12,5 millones o el 17 por ciento de los niños de entre 2 y 19 años padece sobrepeso, de acuerdo con el National Institute of Child Health and Human Development.

Causas


La obesidad adolescente ocurre cuando se queman demasiado pocas calorías comparadas con el número que se ingiere.

La obesidad adolescente ocurre cuando se queman demasiado pocas calorías comparadas con el número que se ingiere. La genética o historia familiar, así como también la conducta y factores medioambientales pueden influenciar la manera en que una persona joven se vuelve obesa. Las comidas rápidas sumamente calóricas, las bebidas, más comidas que se consumen en restaurantes, y porciones más grandes y con frecuencia de tamaños descomunales, son todos elementos que pueden contribuir a la obesidad adolescente. Con frecuencia, las dietas adolescentes no siguen las pautas nutricionales. Por ejemplo, sólo el 8 por ciento de los niños en Colorado consumen vegetales tres o más veces por día, tal como lo recomienda el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, según informa el Colorado University Extension Service.

Efectos sobre la salud


La obesidad infantil puede conllevar consecuencias de salud tanto a corto como a largo plazo.

La obesidad infantil puede conllevar consecuencias de salud tanto a corto como a largo plazo. Los niños con sobrepeso son más proclives a convertirse en adultos obesos. En un estudio publicado en enero de 2007 en el "Journal of Pediatrics," el investigador en jefe David S. Freedman descubrió que el 70 por ciento de los niños obesos de 5 a 17 años de edad contaban con uno o más factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular. Del 8 al 45 por ciento de los casos nuevos diagnosticados de diabetes tipo 2 ocurren en niños y adolescentes, de acuerdo con el National Institute of Child Health and Human Development o NICHHD.

Disparidades étnicas


Las tasas de obesidad adolescente varían de manera significativa entre las diferentes razas, etnias y niveles de ingresos.

Las tasas de obesidad adolescente varían de manera significativa entre las diferentes razas, etnias y niveles de ingresos. Por ejemplo, en 2008 el CDC menciona que los jóvenes adolescentes hispanos tenían una tendencia mayor a la obesidad que los jóvenes blancos no hispanos, mientras que las jóvenes adolescentes de color no hispanas eran más proclives a la obesidad que las jóvenes blancas no hispanas. Las familias de bajos recursos pueden no estar en condiciones de acceder a opciones alimentarias más saludables como las frutas y los vegetales, y pueden no contar con un acceso sencillo hacia áreas seguras donde puedan realizar actividad física.

Prevención


Alienta una alimentación saludable en los niños.

Seguir una dieta bien equilibrada que incluya carnes magras, frutas, vegetales y cereales integrales, combinada con una ejercitación regular, puede ayudar a prevenir el sobrepeso y la obesidad. Pequeños cambios tales como eliminar una lata de gaseosa diaria y pasar menos tiempo mirando TV pueden contribuir a un estilo de vida más saludable. Los niños y los adolescentes deberían pasar 60 minutos diarios dedicados a la práctica de algún tipo de entrenamiento físico.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por sofia elvira rienti