Cómo las estaciones afectan el humor

La mayoría de las personas experimentan cambios en su humor y comportamiento cuando cambian las estaciones. Podrías llamarlo "depresión de invierno" pero esta transición en la cantidad de luz es una señal para los animales, plantas y personas de que las estaciones están cambiando y pueden tener un efecto profundo en tu química corporal. Algunos individuos notan una disminución en sus niveles de energía y requerirán más horas de sueño. Otros cambios en el comportamiento pueden ser el aislamiento de la familia y los amigos o un aumento en el consumo de comidas y cafeína.

Estacionalidad humana

La evidencia más fuerte de la estacionalidad humana viene en forma de depresión invernal o desorden afectivo estacional (SAD - Seasonal Affective Disorder). Los individuos con SAD normalmente sufren de episodios depresivos comenzando a finales del otoño o principios del invierno y comienzan a sentirse mejor cuando se acerca la primavera o el verano. Vivir en una ubicación norteña con inviernos crudos y oscuridad extendida puede afectar tus niveles de melatonina, una hormona que impacta en el sueño. Cuando las horas del día disminuyen, los niveles de melatonina aumentan, lo que puede causar fatiga y depresión para algunos.

La oscuridad extendida también interrumpe el ritmo circadiano ya que la exposición extendida a la luz solar le dice al cuerpo que se duerma cuando debería estar despierto. La luz brinda pistas ambientales que influencian en la dilatación de la pupila, la sensación de alerta, el ritmo cardíaco y los niveles de melatonina. De hecho, la luz que ingresa en la retina del ojo es en realidad la que establece el ritmo cardíaco.

Esta respuesta a las estaciones puede suceder a la inversa cuando el clima se vuelve cálido y soleado y tu cuerpo comienza a recibir una exposición prolongada a la luz. Algunos individuos experimentan insomnio o se vuelven más ansiosos, irritables e hiperactivos durante la primavera y el verano. Esta condición se llama desorden estacional afectivo inverso (Reverse Seasonal Affective Disorder).

Tratamiento

El ritmo circadiano de cada persona es diferente, dependiendo de su genética y las circunstancias ambientales. Además, con una urbanización incrementada, las personas tienden a pasar más tiempo trabajando en oficinas interiores sin ventanas que en épocas pasadas. La falta de luz solar resultante por esto puede causar bajas en los niveles corporales de vitamina D, serotonina y dopamina, lo que puede afectar a la química cerebral.

La terapia de luz o fototerapia es extremadamente útil para aliviar algunos síntomas depresivos. El tratamiento de luz utiliza luces artificiales para imitar la luz exterior, activando de esta manera los cambios en el cerebro que pueden ayudar a elevar la serotonina y la dopamina. También puedes usar simuladores de amanecer que imitan el amanecer para ayudarte a despertar sin sentirte mareado. 30 minutos de ejercicio diario también pueden ayudar a equilibrar la química cerebral y aumentar tus niveles de energía. En casos más suaves de SAD, el agregado de ácidos grasos con omega 3 a una dieta ya balanceada alivia algunos síntomas depresivos.

Si notas que tienes un patrón estacional de depresión de invierno y sientes que tus síntomas son severos, busca ayuda con un profesional. Intenta mantener un diario de cambios de comportamiento para poder dar información precisa sobre tus síntomas al médico. Practica un estilo de vida saludable a diario para poder disfrutar de cada estación del año.

Más galerías de fotos



Escrito por gina heyen, lcmft
Traducido por sebastian castro