Cómo establecer reglas de manejo para adolescentes

Un adolescente con licencia de conducir tu reduce tu rol de chófer en la familia, pero tu nuevo conductor necesita reglas para mantenerlo a salvo cada vez que se sienta detrás del volante. Cada estado mantiene sus propias reglas para cuándo un adolescente puede conseguir una licencia. Muchos estados imponen restricciones sobre cuándo está permitido y con quién pueden viajar en un vehículo. Las leyes estatales son un buen comienzo, pero implementando tus propias, más estrictas reglas, puedes ayudar a reducir comportamientos inadecuados para que tu adolescente y otros estén a salvo en la ruta.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Revisa las leyes estatales sobre adolescentes conductores. Verifica con el departamento de transportes del estado o tu agente de seguros pueden encontrar las específicas de tu estado. Usa estas leyes como las mínimas reglas de tu casa. Por ejemplo, si un conductor de la edad de tu adolescente solo tiene permitido manejar hasta las 10 p.m, incluye esto en tus reglas de manejo propias.

  2. Evalúa las habilidades de manejo y seguridad de tu adolescente para determinar el tipo de restricciones que necesitas establecer. Si el maneja con cautela y solo toma el auto cuando lo necesita, puede que no necesites reglas tan estrictas. Impone restricciones generales o privilegios de manejo para adolescentes que no son tan habilidosos al volante o toman peligrosos riesgos.

  3. Verifica la situación del vehículo de la familia. Si tu adolescente comparte el vehículo con un pariente u otro hermano, determina cuándo tu adolescente tiene permitido usar el auto. Asigna ciertos días de la semana o espacios de tiempo para él. Si no tienes tiempos regulares disponibles, determina cuándo y cómo necesita pedirte permiso.

  4. Prohíbe las actividades distrayentes en el vehículo incluyendo mandar mensajes de texto, hablar por teléfono, comer, tomar o hacer el ridículo con amigos. Si tu adolescente se distrae fácilmente, decide si quieres que maneje con sus amigos en al auto. Discute el por qué estas actividades son peligrosas cuando establezcas las reglas.

  5. Pide a tu adolescente que siga precauciones específicas cada vez que tenga el vehículo a disposición. Haz que use el cinturón de seguridad, que maneje dentro del límite permitido de velocidad, verifique los espejos frecuentemente y que maneje solo cuando esté alerta.

  6. Planea para diferentes condiciones meteorológicas. Manejar en la lluvia, nieve, aguanieve u otras condiciones climáticas pobres suele ser un reto para conductores adolescentes sin experiencia. Decide si tu adolescente tiene permitido salir en estas condiciones.

  7. Establece un plan para el mantenimiento, incluyendo el cambio de aceite, poner nafta al vehículo, limpiarlo y hacer exámenes mecánicos frecuentes. Determina si tu adolescente es responsable para estas tareas.

  8. Crea consecuencias por romper las reglas de manejo establecidas. Revoca sus privilegios de manejo por un determinado tiempo si tu adolescente no mantiene su parte del trato.

  9. Escribe todas las reglas de manejo familiares en un contrato para estipular los detalles. Esto clarifica cualquier discrepancia para que ambos tu y tu adolescente sepan qué esperar. Asegúrate de que tanto los padres y el adolescente firmen el contrato para mostrar un acuerdo y procurar atenerse a las reglas.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por lautaro rubertone