Cómo establecer un horario para tus hijos

Establecer un horario para tu hijo y ayudarlo a seguirlo no sólo le brindará seguridad, sino también le enseñará habilidades importantes para el futuro. Los horarios para los niños no deben ser demasiados estrictos e inicialmente, deben ser muy básicos para que tu hijo se pueda adaptar a una vida estructurada. Quizá puedas implantar el horario sin que tu hijo se de cuenta o quizá quieras hablarlo en familia. Sin importar cómo lo implementes, el horario se debe adaptar a las necesidades de tu familia para que sea exitoso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Pizarrón
  • Marcadores

Instrucciones

  1. Haz un horario visible en un pizarrón, si quieres que tu hijo lo tenga en mente. Esto es útil especialmente para los niños que están aprendiendo a decir la hora. Aunque no es necesario que escribas el horario en un pizarrón, es una buena técnica, de acuerdo con FamilyDoctor.org.

  2. Escribe primero en el horario las horas para las comidas y otras actividades concretas. Por ejemplo, si tu hijo asiste a la guardería o a la escuela, el tiempo para desayunar, salir de casa y recogerlo al final de día son actividades que no se pueden cambiar.

  3. Deja de cinco a 10 minutos extras para cada actividad. Si tu hijo se levanta a las 7:00 am y necesita estar en al auto a las 8:00 am para llegar puntualmente a la escuela, debes planear que esté en el auto a las 7:50 cada mañana para evitar contratiempos de último minuto que te pueden retrasar.

  4. Establece el horario de la tarde basándote en tareas, bañarse y otras actividades necesarias. No omitas el tiempo de juego, de recoger, el familiar o para preparar ropa y otras cosas que se usan en la mañana. Asegúrate de realizar la rutina de dormir a buena hora para que tu hijo esté en la cama a tiempo.

  5. Sé constante. Quizá habrá días al principio en que las cosas no se harán conforme al horario, pero seguirlo de forma constante ayudará a tu hijo a acostumbrarse. Quizá te parezca benéfico seguir el horario incluso los fines de semana, o darle a tu familia uno o dos días libres. También puedes recompensar a tu familia con un día espontaneo de diversión por seguir el horario durante la semana.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen harding | Traducido por diana i. almeida