Esquí cerca de Sedona, Arizona

Sedona es famosa por sus monolitos de arenisca roja y complejos hoteleros de lujo. Cuatro estaciones suaves la convierten en una escapada conveniente todo el año. Un viaje de 30 millas a través del paisaje de Oak Creek Canyon te lleva a la zona de Flagstaff donde encontrarás instalaciones de esquí de fondo y de esquí alpino. La proximidad a las zonas de esquí de altura hacen de Sedona un lugar único para pasar unas vacaciones de esquí de invierno ya que puedes ir a las pistas por la mañana y tomar sol en la piscina por la tarde.

Esquí de ladera

Arizona Snowbowl (arizonasnowbowl.com) se encuentra a 30 millas al norte del norte de Sedona en Flagstaff. Mientras que la mayoría de la nevada en Arizona del norte y central ocurre de enero a marzo, la estación de esquí establece una base a partir de noviembre utilizando cañones de nieve artificial. Los principiantes pueden agregar una lección de esquí gratuita de dos horas a su boleto de ascenso y el paquete de alquiler de equipos para garantizar que conocen las técnicas básicas y desarrollan habilidades para mantenerse a salvo en las pistas. La estación de esquí tiene seis elevadores con 40 subidas para diversos niveles de habilidad.

Esquí de fondo

Las oportunidades de esquí de fondo rodean al área de Flagstaff. Al sur de Flagstaff, Mormon Lake Lodge (mormonlakelodge.com) engalana los senderos que lo rodean en el Coconino National Forest para su uso por los esquiadores de fondo y las motos de nieve, en el invierno. Puedes alquilar el equipo y pagar las tarifas por el uso del sendero en el albergue además de tener una cena de bistec en el restaurante decorado con temática vaquera cuando hayas terminado de esquiar. El Coconino National Forest alberga otras cinco áreas de esquí de fondo en el área de Flagstaff. La más conveniente para Sedona es Fort Tuthill County Park, a 25 millas al norte, que ofrece varios senderos.

Altura

Arizona Snowbowl abarca altitudes de 9.000 a 11.500 pies. Las zonas de esquí de fondo al sur de Flagstaff están también a gran altura, 7.500 pies. Volver a Sedona al final de tu jornada de esquí te baja a los 4500 pies lo cual es ideal para las personas afectadas por la altitud. Antes de ir a las pistas, asegúrate de beber mucha agua y otros fluidos hidratantes que le ayudarán a tu cuerpo a adaptarse a la altitud. Se consciente de los síntomas del mal de altura mientras esquías como el dolor de cabeza punzante, fatiga o náuseas y no te exijas demasiado. Mantén un consumo constante de líquidos así como de ibuprofeno y antiácidos para calmar tu estómago.

Temporada de esquí

La nieve en Arizona puede ser voluble, con aperturas y cierres esporádicos de las zonas de esquí durante el invierno. Tendrás que llamar con antelación para comprobar las condiciones de nieve en el área en la cual planeas esquiar para determinar si los senderos y las pistas están abiertos. Arizona Snowbowl proporciona la temporada más consistente con una caída de nieve promedio de 260 pulgadas por invierno, complementada, según sea necesario, por las máquinas de nieve. Mientras que las temperaturas en las zonas de esquí rondan el punto de congelación durante el día, encontrarás temperaturas promedio entre los 50 y 60 grados, con días ocasionales en los 70 grados en Sedona.

Más galerías de fotos



Escrito por jodi thornton o'connell | Traducido por sofía bottinelli