Espirulina y bodybuilding

La espirulina, una forma de algas comestibles se venden como un alimento saludable y para complementar la dieta, es de particular interés para los culturistas. Los culturistas que toman espirulina creen que pueden estimular el sistema inmunológico, mejorar el rendimiento deportivo, la promoción de la recuperación de intensos entrenamientos y controlar el peso. Aunque las investigaciones preliminares son promisorias, la evidencia clínica respecto a la eficacia de la espirulina es limitada y se necesitan más estudios. Consulta a tu médico antes de añadir la espirulina a tu dieta.

Características

La espirulina, conocida científicamente como platensis Arthrospira, es una variedad de algas azul-verde que crece en agua alcalina rica en sal en las zonas tropicales y subtropicales. Indígena de África y Asia, la espirulina se cultiva comercialmente en California y México, a menudo de un color verde oscuro por las masas de agua en las que se cultiva. Disponible en el mercado en forma de pastillas, polvo y partículas, la espirulina se ha utilizado como alimento en muchas culturas diferentes durante siglos. Drugs.com toma nota de que los exploradores españoles escribieron acerca de los indios aztecas que reunían un barro azul que muy seguramente contenía la espirulina y también se ha recogido en el desierto del Sahara, donde se le conoce como dihe.

Constituyentes

La espirulina no sólo es comestible, sino muy nutritiva. Contiene 65% de proteína, que es importante para los culturistas que buscan una dieta alta en proteínas para construir músculo. También tiene altos niveles de vitaminas del complejo B, vitamina E, beta-caroteno y zeaxantina. Contiene el ácido gamma esencial, el ácido graso linolénico y es rica en hierro biodisponible. Otros componentes son los minerales calcio, potasio y magnesio, así como los oligoelementos manganeso, selenio y cinc.

Efectos

La espirulina podría tener la capacidad de mejorar tu sistema inmunológico. Drugs.com informa sobre un estudio en humanos en el que encontraron que tomar espirulina aumenta las células asesinas naturales y el interferón. Otros estudios citados por Drugs.com mostró que la espirulina tiene propiedades antivirales in vitro, inhibiendo virus como el herpes simplex y el VIH-1. Tiene efectos desintoxicantes, ayudando a aumentar la excreción urinaria de arsénico en personas con exposición crónica, y aumenta los niveles de hemoglobina en niños desnutridos en África Occidental. Tal vez es de mayor importancia para los culturistas, dado que en un estudio publicado en la edición de 2006 del "European Journal of Applied Physiology" registra las reacciones de los voluntarios que se sometieron a un ejercicio exigente físicamente después de tomar la espirulina durante tres semanas. Los investigadores encontraron que la espirulina previno el daño a los músculos esqueléticos, lo que permite a los sujetos que pospongan el momento de agotamiento durante todo el ejercicio, permitiéndoles que trabajen por más tiempo y más duro antes de fatigarse.

Dosis y precauciones

La dosis estándar para la espirulina es de cinco y cincuenta y seis tabletas de 500 mg por día. Las algas se consideran no tóxicas a niveles habituales de consumo humano, y muy pocos efectos adversos se han reportado. Sin embargo, el Centro Médico de la Universidad de Maryland advierte que la espirulina puede estar contaminada con sustancias tóxicas llamadas microcistinas. También puede absorber los metales pesados ​​si están presentes en el agua en la que se cultiva. Para asegurarte de que estás comprando la espirulina segura, cómprala en una tienda de alimentos de salud de buena reputación. Si tienes una enfermedad autoinmune, o la condición metabólica conocida como phenylketonuia, no tomes espirulina. Consulta a tu médico antes de usarla. No la tomes si estás embarazada o amamantando.

Más galerías de fotos



Escrito por carol sarao | Traducido por mariana van der groef