Espinillas en los glúteos después del ejercicio

Los brotes de acné "al sur de la frontera" son un problema común y pueden ser exacerbados por el ejercicio. Las imperfecciones en los glúteos y las piernas no son un espectáculo agradable, pero hay mucho que puedes hacer para prevenirlas y tratarlas. Si tu acné corporal no desaparece o si es particularmente severo o doloroso, quizá necesites de la ayuda de un dermatólogo que pueda recetarte un medicamento eficaz.

Brotes en los glúteos

La piel de los glúteos tiene poros muy grandes, por lo que de hecho es muy propensa a las espinillas. Si ya experimentas acné en tu rostro o espalda, también es común que ocurra en el trasero. Para algunas personas, el ejercicio puede empeorar el problema, ya que el sudor se mezcla con bacterias, grasa natural y células muertas de la piel para incrementar la posibilidad de que los poros se obstruyan, explica "Daily Makeover". Además, no es posible eliminar el acné por medio del sudor en un sauna o mediante el ejercicio. Algunos estudios indican que la humedad y el calor suelen empeorar los brotes.

Equipo de entrenamiento

La ropa ajustada de ejercicio se confecciona en telas sintéticas que retienen el sudor, las bacterias y la grasa natural sobre la piel, lo cual puede causar brotes de acné. Evita la aparición de granos en los glúteos usando ropa hecha de fibras naturales como el algodón, o de materiales que absorban la humedad. Algunas telas de alta tecnología tienen propiedades antibacterianas que también ayudan mucho. Una vez que hayas terminado tu rutina de ejercicio, quítate la ropa de entrenamiento cuanto antes para evitar que el sudor y otras sustancias irritantes pasen más tiempo en contacto con tu piel. No olvides lavar muy bien tu ropa de entrenamiento antes de usarla de nuevo.

Manteniendo tu piel limpia

Antes de hacer ejercicio, date una ducha para eliminar cualquier residuo de productos que hayas aplicado en la parte inferior de tu cuerpo como puede ser crema o bloqueador solar, ya que sus ingredientes pueden mezclarse con el sudor y obstruir los poros, causando espinillas. Después de hacer ejercicio, dúchate de nuevo y utiliza un limpiador que contenga ácido salicílico o peróxido de benzoilo para destruir las bacterias y disolver las acumulaciones en los poros. La exfoliación periódica también es útil, pero trata de no frotar demasiado ni de hacerlo cada vez que te bañes, o acabarás irritando más la piel y empeorando los granos ya existentes, advierte "Today".

Evitando el acné

Así como la ropa de ejercicio hecha de materiales sintéticos puede causar brotes en tus glúteos, la ropa interior de telas similares como el nailon o el poliéster, suele tener el mismo efecto. "Glamour", explica que la fricción causada por el uso del equipo de gimnasio que está en contacto con la zona baja de tu cuerpo -como las bicicletas estáticas o las máquinas de remo- también puede causar espinillas. Si te aplicas alguna loción o cualquier otro producto en esta zona, debes asegurarte de usar fórmulas no comedogénicas, lo cual significa que no bloquearán tus poros.

Más galerías de fotos



Escrito por hallie engel | Traducido por pei pei