Cómo hacer espinacas al vapor

Las espinacas a menudo son consideradas una muy buena comida, y con razón. Este vegetal de hojas verdes está lleno de vitamina A, K y C, folato, magnesio, hierro, manganesio, calcio y fibra. Las espinacas también contienen muchos fitoquímicos, que son substancias encontradas en las plantas que ayudan a mantenerte sano. Aunque puedes disfrutar de estas hojas crudas, cocerlas al vapor ligeramente ayuda a romper el ácido oxálico, un químico encontrado en algunas comidas que puede interferir con la absorción del calcio. Ya que se rompe el ácido oxálico, tu cuerpo puede absorber todos los nutrientes sin interferencia.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Espinaca
  • Vaporera
  • Químico para lavar vegetales (opcional)

Instrucciones

  1. Llena la parte de abajo de una vaporera hasta la mitad con agua. Pon la vaporera sobre la estufa y prende el fuego a nivel alto, dejando que el agua hierva.

  2. Lava bien la espinaca con agua fría y químico para lavar vegetales si tienes. Seca la espinaca con una toalla de papel limpia. Pica en pedazos grandes la espinaca, quitando tallos muy gruesos.

  3. Pon la parte superior de la vaporera sobre la parte inferior o coloca la canasta para cocer al vapor dentro de la olla cuando el agua esté hirviendo. Baja el fuego y deja que el agua se enfríe un poco.

  4. Llena la parte superior de la vaporera con tus espinacas lavadas y cúbrelas. Deja que la espinaca se cueza durante unos minutos. Mantente atento a las espinacas mientras se cuecen. Las espinacas se cuecen rápidamente y se pueden pasar sin que te des cuenta.

  5. Saca las espinacas del calor tan pronto como empiecen a hacerse suaves. Si esperas demasiado, las espinacas absorberán toda la humedad del vapor y se tendrán una consistencia desagradable, demasiado suave.

  6. Pasa las espinacas a un plato cubierto con una toalla de papel o a un colador. La toalla de papel absorberá el exceso de humedad y el colador lo dejará escurrir.

  7. Sazona las espinacas como desees. La sal, pimienta, pimienta con limón, jugo de limón, ajo en polvo y cebolla en polvo son buenas opciones para agregar a las espinacas hechas al vapor. Sírvelas calientes.

Más galerías de fotos



Escrito por elle paula | Traducido por laura gsa