Cómo conseguir una espalda sin grasa

La espalda puede ser un lugar difícil de atacar. La mayoría de las actividades trabajan otros grupos musculares, e incluso los movimientos del pecho y los brazos se concentran en la parte frontal del cuerpo. Aunque los genes afectarán la parte del cuerpo que almacena la grasa, hay algunos pasos que puedes tomar para mantener la parte superior del cuerpo esbelta.

Cardio


Correr regularmente es una forma de ejercicio cardiovascular.

La actividad cardio regular ayudará a tu cuerpo a quemar grasa sin importar dónde se almacene. Trata de hacer ejercicio en el que realices ejercicios vigorosos aeróbicos de 30 a 60 minutos como correr, montar en bicicleta o kickboxing. Realiza tus rutinas de cardio en la mayoría de los días de la semana, asegurándote de dejar al menos dos días para descansar y recuperarte. Aunque el ejercicio cardiovascular no será enfocado específicamente a la espalda, los entrenamientos te ayudarán a perder el exceso de grasa en todo el cuerpo, incluyendo la espalda.

Remar o nadar


El trabajo de la parte superior del cuerpo que se requiere para nadar puede ayudarte a tonificar la espalda.

Algunas formas de ejercicio cardio serán más eficaces para tus músculos de la espalda que otras. Si tienes acceso a una piscina, nadar te permitirá trabajar tus hombros y la parte superior del cuerpo. A diferencia de correr, la natación también es una forma de ejercicio de bajo impacto. De esta manera la natación pone menos presión en tus articulaciones y puede ser más fácil de mantener que una rutina de alto impacto. Fuera de la piscina, también trabajarás los músculos de la espalda con una máquina de remo mientras quemas la grasa de todo el cuerpo.

Movimientos de la parte superior del cuerpo


Levanta pesas para entrenar tus músculos de la espalda.

Cuando tengas una rutina cardiovascular establecida, añade movimientos específicos para hacer frente a tus músculos de la espalda. El boxeo con un saco fortalecerá la parte superior del cuerpo a través esfuerzos intensos repetitivos. La resistencia de la bolsa pondrá a prueba tus músculos y te ayudará a tonificar. Agregando unas pocas repeticiones de elevaciones con mancuernas (dumbbell lifts) también puedes eliminar la grasa persistente de la espalda. Asegúrate de levantar lo suficientemente alto las pesas como para desafiar la parte superior de tus hombros y espalda, no solo los músculos bíceps.

Fortalecedores de la espalda


Levantar tu cuerpo hasta alcanzar una barra te ayudará a esculpir los músculos de la espalda.

Levantar pesas mientras te flexionas en ángulo recto es otro movimiento que te servirá. Al doblar la cintura de modo que el pecho quede paralelo al suelo, activarás automáticamente tus músculos de la espalda para apoyar tu postura. Desde esa posición, al levantar pesas hacia afuera o en círculos pondrás a prueba la parte superior del cuerpo aún más. Del mismo modo, hacer barras (chinups) o dominadas (pull-ups) con una barra también sirven para quemar la grasa dorsal y lograr tonificación.

Más galerías de fotos



Escrito por chloe newkirk | Traducido por jane laury