Hacer esnórquel cerca de St. Pete Beach, Florida

Con un promedio de 361 días de sol por año, St. Pete Beach casi puede garantizarles a sus visitantes unas vacaciones soleadas. Aproximadamente a una hora al oeste de Tampa, la playa reside en una pequeña isla de barrera en la costa oeste de Florida. Los snorkelistas disfrutan denadar sobre pisos de hierbas que salpican el fondo del océano en un número de lugares lejos de la costa. Estos pisos de hierbas tienen una variedad de especies, desde diminutos hipocampos a grandes manatíes y les ofrecen a los visitantes una mirada de cerca del majestuoso mundo subacuático. Olvídate de la tierra y toma una máscara, un esnórquel y aletas para explorar este patio subacuático.

Recompensa de dólar de arena

Shell Key Preserve, una pequeña isla con escolleras a menos de media milla del punto más al sur de St. Pete Beach, es conocida por los locales como un lugar excelente para buscar los ubicuos dólares de arena que se encuentran en el fondo arenoso. Otros crustáceos, como erizos de mar, caracoles y conchas de peregrino, también residen allí y seguro hagan una aparición a medida que te deslizas a pocos metros del suelo en las aguas profundas y protegidas del cayo. A la reserva aislada sólo se accede por barco, con la rampa de barcos más cercana situada en Ft. De Soto Park.

Un fuerte para los peces

Explora las ruinas en tierra del fuerte en Egmont Key State Park y sigue paseando por el borde del agua para hacer esnórquel junto a la base en desmoronamiento y sumergida del fuerte. Esta estructura provee un hábitat excelente para bancos de peces coloridos, y los delfines se han conocido por frecuentar también el área. Como Egmont Key reside en un canal y está sujeto a corrientes de alta mar, se recomienda quedarse en el lado sur protegido de la isla, donde la visibilidad es mejor y las condiciones son más seguras. Toma el transbordador desde St. Pete Beach y pasa el día haciendo esnórquel en este sitio histórico.

Juega a las escondidas

Practica esnórquel en las 3 millas de costa de Fort De Soto Park en Tierra Verde para ver cangrejos deslizándose hacia adentro y hacia afuera y bancos de salmonetes nadando entre pisos de hierba. El área también es casa de la tortuga marina que hace nidos en el piso, por lo que debes estar atento a estas hermosas criaturas a medida que aleteas por el agua. Paga una pequeña tarifa de permiso para estacionar en la playa y camina al agua para un día de esnórquel entre la naturaliza que llama a esta zona su hogar.

Un mar de césped

Debido a su ubicación en el este o la bahía de St. Pete Beach, los pisos de hierba de Boca Ciega Bay Aquatic Preserve en Terra Ceia difieren de otros sitios en St. Pete Beach. Estas aguas tienden a ser un poco más cálidas y un poco más calmas que las del lado del Golfo y, si bien la visibilidad puede ser más restringida, la recompensa es que estos pisos de hierba son casa de manatíes residentes. Si bien la ley de Florida prohíbe tocar a estas criaturas en peligro de extinción, puedes acercarte lo suficiente como para disfrutar una excelente vista de estos mamíferos a medida que realizan el pesado trabajo de llenar sus vientres expansivos. Las hierbas marinas también son casa de una variedad de vida marina, como cangrejos y conchas, y puedes flotar sobre un coral colorido y barras de ostras.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole schmidt | Traducido por paula ximena cassiraga