Esclerosis lateral amiotrófica: alimentos que se deben evitar

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA, o ALS en inglés), también llamada enfermedad de Lou Gehrig, es una enfermedad crónica y debilitante que afecta a las neuronas motoras de una persona y su capacidad para moverse. De acuerdo con la Nemours Foundation, las personas con ELA no pueden enviar mensajes entre el cerebro y la médula espinal como lo hacen los individuos sanos, y por eso a menudo tienen problemas para caminar, comer, usar sus músculos e incluso respirar. Evitar ciertos alimentos puede hacer la vida más fácil para una persona con ELA.

Maíz

Dado que las personas con ELA tienen problemas para controlar los movimientos de sus músculos, a menudo la masticación y la deglución les resultan difíciles. Incluso cortar los alimentos y comerlos puede ser agotador. El maíz es un alimento que se debe evitar ya que sus granos son difíciles de masticar. Los granos de maíz incluso pueden convertirse en un peligro de asfixia si un paciente con ELA no mastica lo suficiente como para ablandarlos y hacerlos fáciles de tragar. Aunque el maíz en mazorca y sus granos no son apropiados para las personas con esclerosis lateral amiotrófica, la mayoría de los alimentos pueden ser procesados ​​con el fin de hacerlos seguros. Estas personas pueden consumir tortillas o puré de maíz, por ejemplo.

Apio

Por su fibrosidad, deglutir apio puede ser todo un reto para muchas personas. Desafortunadamente, las personas con ELA normalmente no tienen la energía para retirar las partes fibrosas del apio. Según el sitio web Science Daily, las dietas altas en calorías en realidad pueden ayudar a retardar la progresión de la esclerosis lateral amiotrófica. Aunque los alimentos bajos en calorías no dañan a un paciente con ELA si puede conseguir tragarlos, no son tan beneficiosos como los alimentos con más calorías. En lugar del apio, las verduras cocidas como las patatas, las berenjenas y los pimientos marinados en aceite de oliva con alto contenido calórico son una mejor opción para las personas que padecen esta enfermedad.

Mantequilla de cacahuete

Mucha gente adora la mantequilla de maní por su consistencia pegajosa, pero precisamente esa consistencia puede causar que un paciente con ELA tenga dificultad para respirar si no obtiene suficiente aire mientras trata de tragar la mantequilla de cacahuete. Tener que mover continuamente los músculos de la mandíbula y el esófago hasta que la mantequilla de cacahuete se vuelva más suave también puede causar que una víctima de ELA sufra al usar demasiada energía, haciendo más difícil realizar otras tareas como mover los brazos o las piernas. Uno de los beneficios de la mantequilla de cacahuete es su alto contenido de calorías y grasa, pero los pacientes con ELA también pueden obtener esos beneficios consumiendo un suave y delicado aguacate.

Bayas

Las bayas, como las fresas y los arándanos, también pueden representar un problema para las personas que sufren de esclerosis lateral amiotrófica. La ALS Association recomienda que los pacientes con enfermedad de Lou Gehrig eviten las bayas, ya que pueden quedar atrapadas en la garganta si no son masticadas lo suficiente. Los purés de manzana y de frutas son más seguros para los pacientes con ELA.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah davis | Traducido por josé antonio palafox