Escalada con un dedo sólo versus dos dedos

Es minúsculo pero impresionante en el mundo de la escalada ver a alguien tirar con fuerza en una roca pequeña con sólo uno o dos dedos. Los bolsillos que tienen sólo uno o dos dedos son comunes en ciertos tipos de roca, principalmente en la piedra caliza. Desarrollar la capacidad de tirar con fuerza en monos y con dos dedos en los bolsillos sumará una herramienta útil para tu bolsa, mientras que mejoras tu entera resistencia al agarre.

Técnica de bolsillo

En términos generales, el enfoque para utilizar los bolsillos embolsados ​​es la misma independientemente de su tamaño: Agarra el bolsillo con la mano abierta, coloca el dedo o los dedos en el bolsillo y tira hacia abajo con la mano plana contra la pared de piedra. Evita que haga prensa, que está colocando el pulgar en la parte superior de los dedos para generar más fuerza, ya que esta técnica hará hincapié en los tendones del dedo gravemente y sólo debe ser utilizado en sostenerse a través de tres o cuatro dedos. Para los bolsillos con dos dedos, experimenta el uso de los dedos índice y medio en comparación con los dedos anular y medio. Generalmente, tus dedos anular y medio serán la combinación más potente, pero ciertos bolsillos pueden sentirse más ergonómicos con el índice y el medio.

Trabajo de pies

A menos que estés subiendo rutas muy duras, en una ruta que tiene bolsillos de uno o dos dedos raramente será necesario que maniveles muy fuerte sobre ellos. A menudo, estas bodegas son utilizadas como "direccionales": sustentos que te permiten cambiar tu peso en una posición más ventajosa. Sé creativo con tu trabajo de pies y con la búsqueda de posiciones que te permitan colocar el menor peso en el bolsillo pequeño como sea posible. Busca pasos anchos o altos que se pueden pisar y luego avanzar con el uso del bolsillo.

Entrenamiento de la fuerza en el dedo

Hay una variedad de maneras de entrenar tu fuerza en los dedos. Ten en cuenta, sin embargo, que estos métodos son por lo general sólo adecuados para escaladores avanzados. La fuerza de los dedos depende principalmente de la fuerza de los tendones, que se desarrollan mucho más lentamente que la fuerza muscular. El sobre-entrenamiento antes de que tu cuerpo esté listo puede causar ruptura de tendones y lesiones de larga duración. Los principiantes pueden mejorar su fuerza en los dedos con sólo subir en situaciones normales. Sea cual sea tu régimen de entrenamiento, comienza, y apóyate principalmente en el entrenamiento de cuatro dedos con la mano abierta, que desarrollará la fuerza en los dedos individualmente sin poner tanto énfasis en uno solo.

Herramientas de entrenamiento

Las tablas de sostén son la manera más eficaz de entrenar tu fuerza en los dedos. Estas tablas, que tienen una variedad de sostenedores que van desde uno a cuatro dedos, se adaptan perfectamente a la construcción de la fuerza en los dedos. Los regímenes de entrenamiento son diferentes, pero intenta entrenar sobre agarraderas que te permitan colgarte usando un agarre abierto durante 10 a 60 segundos a la vez. Comienza con los bolsillos más grandes y poco a poco avanza hasta los bolsillos de dos dedos y un dedo, tomando descansos paso. Adhiérete al dedo colgado: hacer dominadas o realizar cualquier movimiento ascendente en los pequeños bolsillos pondrá tensión peligrosa en tus tendones. Las tablas de campus ofrecen una forma avanzada de entrenamiento. Son esencialmente escaleras de engarces que suben y bajan sin usar los pies. Una vez que puedas hacerlo fácilmente colgando de uno y dos dedos en una tabla de colgar, gradualmente haz alguna formación sencilla en la tabla en tu régimen.

Más galerías de fotos



Escrito por calvin harris | Traducido por franco castro