Tés para las erupciones cutáneas

Ya sea que tengas una condición crónica en la piel como el eccema o una aguda causada por un irritante o alérgeno ambiental, los remedios a base de hierbas tradicionales pueden ayudar. Para las erupciones, remoja hierbas o raíces que tengan propiedades anti-inflamatorias, anti-bacterianas o propiedades relajantes en agua caliente para así liberar sus jugos curativos; luego toma el té o aplícalo de manera tópica en las áreas afectadas de la piel.

Manzanilla

El té hecho de la planta de manzanilla es un remedio tradicional para los problemas digestivos y la angustia emocional. Aplicado externamente, también alivia las erupciones en la piel. Para tratar la irritación leve de la piel, remoja flores de manzanilla en agua caliente, luego empapa un paño en el té y aplícalo en la erupción con una compresa. La manzanilla es suave en la piel, por lo que puedes añadirla al baño, para tratar así las erupciones de cuerpo completo. Para irritaciones más severas, hay ungüentos y cremas con un mayor contenido de manzanilla, disponibles en la mayoría de las farmacias.

Corteza de roble

La corteza de roble tiene propiedades anti-inflamatorias que la convierten en un remedio tradicional para las erupciones. Remoja en agua caliente para hacer un té. Sumerge un paño en el té y ponlo suavemente sobre la zona irritada. La corteza de roble tiene una alta concentración de taninos, que puede interactuar con otros medicamentos y remedios herbales. No combines la corteza de roble con otros tés de hierbas y si es que estás tomando otros medicamentos, habla con tu médico antes de usarla.

Avena y cebada

Aunque la mayoría de los tés están hechos de hierbas o raíces, los granos de avena y cebada también pueden hervirse y colarse para crear tés que calmen las irritaciones de la piel. Espera a que el té de cebada se enfríe y luego aplícalo en las erupciones con bolas de algodón. Añade la avena directamente a tu baño; el agua caliente liberará sus propiedades contra la comezón y te dará un tratamiento completo para la piel. También puedes hacer una cataplasma que contenga avena caliente y aplicarla directamente sobre la piel afectada.

Consideraciones

Siempre consulta con tu médico antes de comenzar a utilizar un remedio a base de hierbas, ya que puede afectar a otras condiciones o interactuar con otros medicamentos que estés tomando. No aplique tés tópicos para úlceras o heridas abiertas. Si experimentas reacciones adversas, tales como náuseas, dolor de cabeza o un empeoramiento de la erupción, deja de usar el té y consulta a tu médico. Si la erupción muestra signos de infección como hinchazón o rayas de color rojo o blanco, consulta a tu médico inmediatamente.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie mitchell | Traducido por ana karen salgado beltrán