Erupción por calor en la piel

La erupción por calor en la piel, también conocida como sarpullido por calor, por lo general se desarrolla a partir de la exposición excesiva al calor o humedad extrema. La condición puede ser tan leve como la aparición de algunos bultos pequeños aunque también puede convertirse en ampollas dolorosas en la piel. Según los Centers for Disease Control and Prevention, el sarpullido por calor es síntoma de una enfermedad más grave conocida como estrés térmico, en la que tu cuerpo se sobrecalienta y es incapaz de enfriarse por sí mismo adecuadamente.

Por qué se desarrolla la erupción por calor

El sarpullido por calor es el resultado de la obstrucción de los conductos del sudor. Cuando la temperatura del cuerpo se eleva, naturalmente este trata de enfriarse mediante el sudor. Si tu piel se mantiene húmeda por el sudor durante largos períodos de tiempo, el sudor puede filtrarse en los conductos del sudor haciendo que se tapen e inflamen.

Dónde se forma el sarpullido por calor

La erupción por calor se puede desarrollar en cualquier parte de tu cuerpo. Algunos de los lugares más comunes son las áreas en las que el contacto piel a piel es constante como debajo de los senos, o en los sitios en los que el flujo de aire es restringido como la ingle. Otras áreas que son propensas a desarrollar sarpullido por calor son en el pecho y los pliegues de la piel en el cuello.

Cómo se debe tratar la erupción por calor

Si desarrollas sarpullido por calor, mantén la piel tan seca como sea posible para evitar que la erupción empeore o se infecte. Evita la fricción en la piel que puede ocurrir con la ropa ajustada. Si el sarpullido está en un lugar donde el flujo de aire es mínimo, trata de usar talco para ayudar a absorber el exceso de humedad. Si el calor es inevitable debido al trabajo u otras situaciones, toma descansos frecuentes y dale a tu cuerpo la oportunidad de refrescarse. Si tus protuberancias son ampollas, evita su ruptura ya que podrías causar una infección.

Altos riesgos

Algunas personas que son muy sensibles al sarpullido por calor, son los que trabajan en ambientes calurosos como los trabajadores de la construcción durante los meses de verano, los bomberos y otros que están frecuentemente expuestos a condiciones de trabajo bajo altas temperaturas. Además, las personas cuyos cuerpos son más débiles como los bebés, los niños y los ancianos, tienen un mayor riesgo de sufrir la erupción y otros síntomas relacionados con el estrés por calor.

Causas adicionales

El calor no es el único que puede hacer que te calientes demasiado y desarrolles sarpullido por calor. En condiciones más frías es posible que tiendas a abrigar en exceso a tus hijos o a ti para mantener el calor, lo que puede aumentar la sudoración y la disminución del flujo de aire sobre la piel. La temperatura de tu cuerpo es mayor cuando tienes fiebre naturalmente, pero una fiebre extremadamente alta también puede causar sarpullido por calor debido al hecho de que tu organismo está tratando de enfriarse mediante el sudor.

Más galerías de fotos



Escrito por jeff herman | Traducido por jane laury