¿Por qué eructo con comida después de comer?

Aunque puede resultar vergonzoso en ocasiones, eructar es una respuesta normal del cuerpo. Tragas aire junto con la comida y las bebidas que consumes. El aire se almacena en el estómago, pero eventualmente necesita ser liberado. Sin embargo, esta liberación de aire por el esófago no debiera estar acompañada de comida o ácido estomacal. Podrías tener diferentes condiciones médicas si esto te está ocurriendo, por lo cual es importante que te revise un doctor.

Dispepsia

La dispepsia se refiere a un grupo de síntomas relacionados con el funcionamiento gastrointestinal. Además del eructar con comida o vómito después de comer, también podrías experimentar inflamación estomacal, dolor, náusea, reflujo y falta de apetito. También podrías sentirte muy satisfecho después de comer. La dispepsia puede ser un signo de algún tipo de enfermedad gastrointestinal, aunque éste no es siempre el caso. Fumar, estrés psicológico, las bebidas alcohólicas y el tomar medicamentos como aspirinas pueden ocasionar éstos síntomas también.

Úlceras

La dispepsia también es un síntoma frecuente de una úlcera péptica. Estas úlceras pueden afectar tanto la entrada del intestino delgado como el estómago. Una bacteria llamada H. pylori es la causa más común de las úlceras, aunque los medicamentos antiinflamatorios sin esteroides son otra causa. Además de los síntomas gastrointestinales podrías experimentar pérdida involuntaria de peso debido a la dificultad de retener el alimento. Vomitar la comida en las próximas horas (incluso días) después de comer puede ser un síntoma de que tu úlcera se está agravando, de acuerdo con the American Academy of Family Physicians (Academia Americana de Médicos Familiares).

Enfermedades del esófago

Eructar comida después de ingerir alimentos también puede ser un indicativo de una enfermedad del esófago. El reflujo gastrointestinal (GERD por sus siglas en inglés), es una de las enfermedades digestivas más comunes. Se trata del flujo inverso del contenido estomacal (incluyendo comida y ácido gástrico) al esófago. Esto puede causar irritación severa e incomodidad. Estar obeso, embarazada, fumar o comer de más contribuye al desarrollo del reflujo gastrointestinal, de acuerdo con UCLA Center for Esophageal Disorders (Centro de Desórdenes del Esófago de UCLA). Aunque es rara, la acalasia puede causar el vómito. En estos casos, el esfínter inferior del esófago no se relaja, evitando que la comida llegue al estómago.

Advertencia

Busca atención médica si constantemente lidias con episodios de vómito. Ya sea por comer de más, una condición médica o estrés psicológico, esta actividad no es normal y puede tener consecuencias permanentes. Obtener tratamiento médico es vital si cuentas con alguna enfermedad estomacal o de esófago. Si no se tratan, las úlceras pueden causar sangrado interno u obstrucción de la comida. El reflujo gastrointestinal puede afectar el sistema respiratorio e incrementar tus probabilidades de desarrollar cáncer de esófago. La acalasia no tratada también aumenta el riesgo de esta forma de cáncer.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel morgan | Traducido por luis bernardo