Uso de equipos de gimnasio para mayores de 60 años

Un estilo de vida activo contribuye a la salud y el bienestar a cualquier edad, pero el nivel de actividad adecuado para las personas mayores es especialmente importante porque mantenerse saludable significa más libertad y más bajos costos de atención de salud. Un miembro de un gimnasio puede ayudar a mantener o mejorar el nivel de actividad, lo que contribuye a la salud en general. El gimnasio también ofrece a los de mayor edad una oportunidad de conocer y establecer relaciones con otras personas de ideas afines de salud. Los gimnasios hoy tienen toneladas de equipos, algunos de los que serán más útiles para los mayores de 60.

Seguridad y control


Cuando estés en la elíptica, mantén la columna recta para evitar la compresión de retorno.

Uno de los beneficios del ejercicio adecuado es el alivio de la rigidez y el dolor en las articulaciones. Para las personas mayores de 60 años, esto significa que el mejor tipo de equipo ofrece movimientos controlados y de bajo impacto. Una máquina elíptica es segura porque nunca pones tu pie encima de la máquina. Esto proporciona un menor riesgo de caer incorrectamente. Después subes a la elíptica, ajustas tus pies para que estén centrados en cada pedal. Tus manos deben estar a una altura cómoda en el manillar. Comienza a mover tus pies en un movimiento hacia adelante o hacia atrás. Utiliza tus manos para empujar y tirar en el manillar para un mayor entrenamiento del brazo.

Ejercicios aeróbicos


Tu nivel del asiento debe ser lo suficientemente alto para que puedas extender completamente tus rodillas mientras pedaleas.

La elíptica es también una gran opción para la actividad aeróbica interior. Aumenta tu ritmo cardíaco y construye la resistencia. La bicicleta estática es otra opción. Ajusta la altura del asiento de la bicicleta para adaptarse a tu tamaño. Coloca tus manos cómodamente sobre el manillar sin inclinar tu cuerpo hacia delante. Al igual que la elíptica, la bicicleta tiene una pantalla que muestra tu velocidad. Toma nota de la velocidad que es lo suficientemente cómoda para ti para que puedas todavía hablar al hacer ejercicio. Cuando estés listo para más trabajo, aumenta la cantidad de tiempo que estás gastando en la máquina, y entonces puedes ser capaz de aumentar tu velocidad también.

Entrenamiento de fuerza


Una parte del proceso natural de envejecimiento incluye la pérdida de masa muscular.

Una parte del proceso natural de envejecimiento incluye la pérdida de masa muscular. Esto puede ser superado a través de entrenamiento de fuerza. La máquina de remo es una buena opción para las personas mayores. Para usarla, mantén la espalda recta. Tira del manillar hacia tu torso con control mientras tus pies presionan sobre las almohadillas de los pies para enderezar tus rodillas. Dobla tus rodillas y estira tus brazos para liberar y luego repite. Las mancuernas son una gran herramienta para la mejora de la fuerza, ya que vienen en pequeños cambios de peso que pueden ser incrementados. Al usar mancuernas, ponte de pie cerca de un banco, de forma que puedas establecer los pesos hacia abajo sin tener que agacharte todo el camino hasta el piso.

La importancia de los estiramientos


Un giro espinal como este es beneficioso para mantener la flexibilidad de la espalda después de un viaje al gimnasio.

Mantener la flexibilidad es beneficioso para tu cuerpo a medida que envejeces. Ayuda a aliviar los dolores de la rigidez y regula las funciones como la presión arterial. Las correas de yoga son grandes ayudas de estiramiento. La mayoría de los gimnasios tendrán éstos en un salón de clases de grupo. Prueba estando sentado con una inclinación hacia delante, traspasando la banda bajo tus pies para que puedas agarrar ambos lados de la banda en lugar de luchar para llegar a tus dedos del pie. Mientras estiras, enséñate a notar cuando un lado de tu cuerpo es más apretado que el otro. Esta información podría ser útil para transmitir a tu médico o quiropráctico.

Más galerías de fotos



Escrito por amanda dunnavant | Traducido por gonzalo cerda