Equipo de seguridad para rugby

Como deporte de contacto intenso de cuerpo completo, el rugby presenta numerosas oportunidades para las lesiones. Es posible que tengas que preocuparte de costillas rotas, narices y clavículas quebradas, e incluso lesiones en la cabeza si eres un forward de primera línea de un scrum. El uso de protección básica reduce al mínimo el riesgo de lesiones, aunque los jugadores profesionales tienen que consultar las reglas de la Junta Internacional de Rugby (IRB, por su sigla en inglés) sobre el uso de protección para el cuerpo durante los partidos competitivos.

La cabeza y la boca

Los protectores de cabeza suelen ser de materiales sintéticos que pueden resistir la fuerza. Si vas a comprar uno, busca una tapa que está aprobada por la IRB. Asegúrate de que te calce bien y proteja tus oídos y cráneo. Un protector bucal es primordial para proteger los dientes y la mandíbula de una lesión. Consulta a un dentista para obtener un moldeado de la forma individual de tu boca superior. Por otra parte, compra un protector bucal que puedas suavizar en agua caliente, ponlo en tu boca y chúpalo hasta que se amolde alrededor de los dientes superiores y las encías.

Protección del cuerpo superior

La protección para el cuerpo superior apareció cuando el juego se hizo profesional en 1995. Una vez más, tiene que ser aprobado por la IRB. Por lo general, la protección superior del cuerpo sólo cubre el hombro y la clavícula, que son las áreas de mayor riesgo de lesión durante los tackles. Está hecho de material sintético ligero pero fuerte y por lo general no mide más de un centímetro o 0,4 pulgadas de espesor. La protección para el cuerpo superior se usa debajo de la camiseta de rugby.

Más galerías de fotos



Escrito por eleanor mckenzie | Traducido por martin santiago