¿Cómo equipar un kayak de aguas rápidas?

Dentro de tu kayak para aguas rápidas, tu cuerpo está en contacto con el casco en seis puntos: los dedos de los pies y los talones, las rodillas, los muslos, las nalgas, las caderas y la parte baja de la espalda. Tu espalda está protegida por una banda, pero después de varias horas remando, puedes sentir dolor por el continuo roce con el plástico duro o la fibra de vidrio con la que está fabricada tu embarcación. Solucionar esto es muy fácil, sólo debes tener en cuenta que, una vez colocado el relleno, tiene que durar muchos años. En este caso, recuerda que para sentirte cómodo, en cuanto a protección de tu cuerpo, "nunca menos es más" y "cuanto más, mejor".

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Marcador
  • Relleno fabricado para kayak, colchoneta de espuma de poliestireno o almohadila
  • Cinta métrica
  • Papel de lija áspero
  • Adhesivo de goma
  • Cuchillo

Instrucciones

  1. Los muslos y las rodillas se asientan bajo la cabina, los dedos de los pies y los talones descansan en el arco.

    Marca y mide. Desvístete, quédate en ropa interior y entra en tu embarcación; si usas pantalones cortos para kayak, marcarás en ellos. Empuja tus pies contra las estriberas o la parte anterior del casco, y con el marcador en la mano, traza un semióvalo en la superficie interior de tu embarcación desde la mitad hasta el otro lado de tu muslo, cerca de la parte frontal de la rodilla, . Haz lo mismo con la otra pierna. Después de eso, dibuja una línea detrás de cada uno de los talones que tocan el fondo del kayak y también detrás de los dedos gordos de los pies, donde estén tocando la parte superior del casco.

  2. Desliza la cinta métrica en el interior del kayak y empuja el extremo de la cinta hasta la punta de la embarcación. Mide la distancia entre la proa y el punto central entre las dos líneas del talón. Haz lo mismo para las dos líneas del dedo del pie, añadientdo 6 pulgadas para ambas figuras.

  3. Lija las áreas marcadas. Alcanza el interior del kayak con el papel de lija en la mano y pule la parte inferior de la embarcación desde la proa del kayak de nuevo 6 pulgadas más allá de las dos líneas del talón, luego el interior de la parte superior del barco desde la parte delantera 6 pulgadas más allá de las líneas marcadas para los dedos de los pies. Lija cuidadosamente cada centímetro cuadrado de la parte delantera de las líneas, pero sólo lo suficiente para dejar áspera la superficie, sólo tienes que deshacerte del acabado suave del esmalte. Trabaja también toda la parte superior del asiento del kayak y la parte inferior de la cabina donde has dibujado las líneas alrededor de los muslos y las rodillas.

  4. Voltea el kayak encima de su cabina y, midiendo desde la proa de la embarcación, haz dos marcas en el casco: una igual a la distancia de los pies, y la otra, igual a la distancia del talón a la proa. No te olvides de las otras 6 pulgadas.

  5. Empuja el borde de una de las piezas de relleno contra la línea del talón, mientras que con el resto de la almohadilla cubres la punta del kayak. A partir del uno de los rieles de su interior, córtala moviendo tu hoja hacia arriba, alrededor de la proa, y luego de vuelta por el otro carril. Con otra pieza, haz un corte similar a partir de las marcas de los dedos de los pies.

  6. Entra en el kayak y desliza un pedazo de relleno entre el kayak y cada uno de tus muslos. Dibuja semi óvalos desde la mitad del muslo alrededor de tus rodillas y hacia atrás de los muslos en cada pad. Sal y corta dos semi óvalos. Coloca un cojín en el asiento y traza el perímetro superior del asiento. Corta el área trazada.

  7. Coloca cemento de goma con un cepillo en un lado de la almohadilla del talón. Cubre con al menos 1/16 pulgadas (1,5 mm) de pegamento la superficie de la almohadilla. Gírala, sujétala con el dedo pulgar y el dedo índice y ponla dentro del kayak. No dejes que toque su interior hasta que el borde delantero toque la proa en el interior de la embarcación, luego déjala en la parte inferior de la embarcación y límpiala un poco con la mano; tira de ella hacia afuera. Espera dos minutos y, a continuación, pon la almohadilla en el kayak. Asegúrate de que el borde delantero toque el interior de la proa, y luego colócala. Se pegará.

  8. Frota cada centímetro de la almohadilla con la palma y nudillos. Pega la que corresponde a cada pie, la que protegerá tus muslos y los cojines de asiento utilizando el mismo método.

Consejos y advertencias

  • No te preocupes por la precisión cuando estés cortando las almohadillas. Si tomas tus medidas, aunque ésta sea un poco más larga o un poco menos, se ajustará bien. Preocúpate más por cubrir completamente un lado de cada almohadilla con cemento de goma. No querrás que ésta se despegue y tengas que hacerlo todo de nuevo.
  • El punto de no retorno es cuando se pone la almohadilla por segunda vez. Si no las pones alineadas correctamente, tendrás que vivir con el error, así que tómate tu tiempo y presta atención a las líneas marcadas. Sin embargo, incluso si te has pasado por 2 o 3 pulgadas, no es gran cosa.

Más galerías de fotos



Escrito por ryan hotchkiss | Traducido por valeria b. rivas