Equinoterapia para niños con parálisis cerebral

La equinoterapia también llamada hipoterapia, se ha convertido en una parte importante de los programas multidisciplinarios para niños y adultos que sufren de discapacidades físicas y cognitivas. La idea de utilizar caballos para terapia y rehabilitación comenzó cuando Lis Hartel ganó una medalla de plata en adiestramiento para Dinamarca en los juegos olímpicos de 1952, ya que sus piernas habían sido paralizados por la poliomielitis. De acuerdo con el sitio web de la American Hippotherapy Association, la equinoterapia es buena para los niños, tanto física como emocionalmente, especialmente para los niños con parálisis cerebral. Tal vez tu hayas considerado la equinoterapia para tu hijo, pero no estabas seguro de sus beneficios.

¿Cómo puede ayudar la equinoterapia?

La equitación terapéutica puede beneficiar a tu hijo en muchas maneras. En el lomo del caballo, los movimientos de cadera de tu hijo imitan los movimientos de caminar sobre el piso. Ella tendrá que ajustar su postura con cada paso, lo que puede mejorar las habilidades motoras gruesas, fortalecer el tono muscular y mejorar la coordinación. La equinoterapia también ayuda a los niños a aprender a concentrarse y enfocar su atención mientras trabajan en mantener su equilibrio y su forma de hablar mejora a medida que se comunican con sus profesores. Todas estas ventajas hacen que tu hijo pueda ganar confianza en sí mismo divirtiéndose al mismo tiempo.

Mejora de la función motora gruesa

En una reseña de la investigación publicada en la revista "Developmental Medicine and Child Neurology" el Dr. John A. Sterba concluyó que la equitación terapéutica es una forma efectiva de mejorar las habilidades motoras de los niños con parálisis cerebral. Los movimientos suaves que el caballo hace pueden ayudar a tu hijo a aprender no sólo a mantener el equilibrio sino la forma de recuperar el equilibrio después de los movimientos espasmódicos involuntarios. Después de un tiempo, puede ser más capaz de cambiar su peso y mantener su equilibrio mientras camina y se encuentra de pie.

Beneficios psicológicos

Los testimonios en los sitios web de equitación terapéutica dicen que los niños son más felices y tienen un mejor funcionamiento cognitivo después de un período de montar con un terapeuta calificado. En el 2011, los investigadores publicaron un estudio en la revista "Physical Therapy", que mide el bienestar emocional de una niña de 6 años de edad después de la equitación terapéutica. Ella estaba orgullosa de la mejora en sus capacidades físicas y jugó más con sus amigos después de sólo 8 semanas . Los investigadores sugieren que los niños trabajan mejor en equitación terapéutica que en otros tipos de programas de rehabilitación física y eso es lo que está detrás de sus logros significativos.

Antes de que tu hijo comience

Debes consultar con el médico de tu hijo o la persona que lleva su caso antes de iniciar la equitación terapéutica, ya sea en un centro independiente o uno afiliado a la American Hippotherapy Association. Es importante asegurarte de que tu hijo asiste a un centro con personal altamente calificado ya que las cuestiones de seguridad son de suma importancia. Dado que puede haber diferentes enfoques de la equitación terapéutica el médico de tu hijo probablemente puede recomendar un centro que coincida con las necesidades de tu hijo, que se integre en el plan de rehabilitación en general.

Más galerías de fotos



Escrito por sheri oz | Traducido por esther guerrero