EpiPen para reacciones alérgicas

EpiPen es una marca; en realidad, hay una variedad de lápices de epinefrina.

No administrar epinefrina a las víctimas de graves reacciones alérgicas al comienzo de su tratamiento ha sido documentado en varias ocasiones como una causa de muerte.

Si eres alérgico a los frutos secos o a las picaduras de abeja, estás en riesgo de desarrollar una reacción alérgica potencialmente mortal llamada anafilaxia. Tu médico probablemente te dará una receta para múltiples EpiPens. Un EpiPen es un dispositivo autoinyector utilizado por personas con alergias severas para inyectar epinefrina en sus músculos del muslo. Hago hincapié en la palabra severas debido a que no se utiliza un EpiPen para tratar las alergias cotidianas, como la fiebre del heno. La epinefrina, también llamada adrenalina, contrarresta los efectos de la anafilaxia en el cuerpo. Esta inyección debe inyectarse inmediatamente después de la exposición a alérgenos, tales como veneno de los insectos, alimentos, fármacos o látex. EpiPen es una marca; en realidad, hay una variedad de lápices de epinefrina.

Anafilaxia

La mayoría de los síntomas de las alergias son relativamente leves y producen síntomas manejables, como una erupción por una hiedra venenosa o la congestión, secreción nasal y ojos llorosos provocados por la fiebre del heno. Sin embargo, un pequeño número de personas puede sufrir reacciones alérgicas graves que afectan a muchos sistemas de órganos. A veces, ser picado por una abeja o la ingestión de nueces pueden causar estas reacciones.

Síntomas que requieren asistencia médica

La American Academy of Allergy, Asthma and Immunology te aconseja estar atento a los siguientes síntomas y que busques atención médica inmediata si aparecen después de la exposición a un alérgeno:

• Erupción roja que pica, con urticaria

• Garganta u otra parte del cuerpo inflamados

• Sibilancias

• Desmayo

• Pesadez u opresión en el pecho

• Dificultad para respirar

• Voz ronca

• Dificultad para deglutir

• Vómitos

• Diarrea

• Calambres estomacales

• Cara o cuepo rojos o pálidos

• Sensación de temor o de muerte inminente

Cómo trabajan los EpiPens

A la primera señal de anafilaxia, debes abrir el embalaje EpiPen, preparar el dispositivo autoinyectable siguiendo las instrucciones de un profesional de la salud y pinchar la punta en la parte superior del muslo. Los EpiPen autoinyectores vienen en dos tamaños. Proporcionan una dosis 0,3 mg de epinefrina para los individuos que pesan 66 libras o más y una dosis de 0,15 mg para los individuos que pesan entre 33 y 66 libras. Cada tamaño viene en una caja de cartón de dos componentes ya que puede ser necesaria una segunda dosis antes de llegar a una sala de urgencias.

El uso de EpiPen es un paso para salvar la vida pero que requiere una rápida atención de seguimiento porque pueden ser necesarios otros procedimientos médicos para controlar la reacción anafiláctica. No administrar epinefrina a las víctimas de graves reacciones alérgicas al comienzo de su tratamiento se ha documentado en varias ocasiones como una causa de muerte.

Después de usar un EpiPen, llama al 911 o ve a una sala de emergencia adonde dispones de un tratamiento adicional y tu condición pueda ser monitoreada.

Acerca del autor

Boyan Hadjiev, MD, ha estado practicando medicina por cinco años. Es un double board certified en Internal Medicine, (2003) Allergy e Immunology (2005).

Dr. Hadjiev se graduó en la University of Michigan con un BA en biology y un MD la Cleveland Clinic-Case Western Reserve School of Medicine.

Foto: Peter Dazeley/Photographer's Choice/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por dr. boyan hadjiev
Traducido por sofía bottinelli