Epilepsia en adolescentes

La epilepsia en adolescentes, también denominada trastorno de ataques epilépticos, requiere tratamiento, incluso en los casos más leves. Las actividades comunes, tales como conducir o participar de deportes, pueden ser peligrosas, de acuerdo a Mayo Clinic. Los síntomas del trastorno de ataques epilépticos pueden variar ampliamente. Algunas personas que sufren de epilepsia tienen episodios muy marcados, mientras que otras tienen convulsiones.

Causas

La actividad epiléptica está relacionada con las anormalidades de la función cerebral, si bien causas co-existentes y subyacentes suelen estar presentes, de acuerdo a Epilepsy Foundation. La etiología de la actividad cerebral anormal generalmente se desconoce en personas mayores y niños pequeños. Cuando los ataques epilépticos se vuelven evidentes, el médico debe terminar la causa subyacente definitiva antes de desarrollar un plan de tratamiento efectivo. El control terapéutico efectivo y el pronóstico de la epilepsia adolescente dependen de las dimensiones de la causa subyacente.

Síntomas

Además de las ausencias epilépticas, los síntomas de ataques epilépticos en niños y adolescentes incluyen sacudidas corporales, confusión, deambular, temblores, pérdida del equilibrio, caídas y golpes, de acuerdo con la Cleveland Clinic. Además, es común que el paciente epiléptico experimente incontinencia urinaria, intestinal y salival y puede, asimismo, vomitar. Los síntomas que a veces se confunden con epilepsia incluyen trastornos psicológicos y desmayos.

Tratamiento

Las medicaciones anticonvulsivas suelen estar recomendadas para los adolescentes que padecen de epilepsia, de acuerdo a los expertos de la U.S. National Library of Medicine of the National Institutes of Health. Además, se recomienda dormir y evitar el consumo de alcohol para controlar los trastornos de ataques epilépticos en adolescentes. Las luces directas y las computadoras pueden disparar los ataques epilépticos en algunos adolescentes. Sin embargo, esto es muy poco común y no debe ser motivo de preocupación, de acuerdo a los National Institutes of Health. Las intervenciones quirúrgicas a veces pueden ser beneficiosas para algunas personas y pueden llegar a conllevar a la resolución completa de la actividad epiléptica futura.

Salidas

A menos que el adolescente esté en peligro de sufrir un ataque epiléptico durante una salida, no es necesario divulgar su estado de epiléptico a su cita, de acuerdo a Epilepsy.com. No obstante, a pesar de que no es necesario que el adolescente le cuente a su cita respecto de su epilepsia en una etapa temprana de la relación, es necesario que lo haga tarde o temprano. Además, es necesario comunicar esta información personalmente, en lugar de por teléfono. Cuando una persona con epilepsia habla de su enfermedad de modo positivo, es menos probable que sus citas o sus amigos le teman al problema, de acuerdo a Epilepsy.com.

Más galerías de fotos



Escrito por meadow milano | Traducido por florencia prieto