Enzimas pepsina y quimotripsina

Las enzimas digestivas son compuestos que ayudan a descomponer los alimentos en componentes mucho más pequeños, productos finales los cuales finalmente son absorbidos en el torrente sanguíneo y se utilizan como combustible, para construir o mantener el cuerpo. La pepsina y quimotripsina son enzimas que ayudan a reducir o escindir la proteína en unidades más pequeñas. La pepsina es activa en el jugo gástrico, mientras que la quimotripsina es parte del jugo pancreático del intestino delgado.

Enzimas digestivas

Las enzimas digestivas trabajan en los principales macronutrientes, que son los hidratos de carbono, grasas y proteínas. La digestión convierte los carbohidratos en glucosa, las grasas en ácidos grasos y proteínas más pequeñas en bloques de construcción llamados aminoácidos. Las enzimas que ayudan a metabolizar proteínas en aminoácidos se denominan proteasas. Las proteínas se componen de largas cadenas de péptidos y deben ser descompuestas ​​por etapas, por lo que no todas las proteasas hacen el mismo trabajo. La pepsina es la primera proteasa que entra en contacto con proteínas de la dieta y hace los "cortes" iniciales. La quimotripsina descompone más los fragmentos para que puedan ser absorbidos en la sangre y utilizados.

Pepsina

La pepsina es una proteasa que el estómago produce mediante células especializadas llamadas células principales. Una vez que la proteína entra en el estómago, las células principales inicialmente liberan pepsinógeno, que es la forma inactiva de la pepsina. El fuertemente ácido jugo gástrico, que es principalmente ácido clorhídrico, hace que pepsinógeno despliegue su estructura y se transforme en pepsina, que inmediatamente comienza a escindir o descomponer proteínas en pequeñas cadenas de péptidos o fragmentos. La pepsina exhibe la mayor actividad a niveles de pH alrededor de 2,0 y se hace inactiva más allá de un pH de 6,5. Las personas cuyos estómagos no producen suficiente ácido tienden a digerir muy mal las proteínas, sobre todo porque sin una cantidad suficiente de ácido pepsinógeno no se transforma en pepsina.

Quimotripsina

Las proteínas parcialmente digeridas salen del estómago y entran en el intestino como cadenas de péptidos, que constan de muchos aminoácidos unidos juntos. La tripsina y la quimotripsina son las principales proteasas en el intestino delgado y ambas se sintetizan y se liberan por la glándula del páncreas. La quimotripsina corta inicialmente las cadenas de péptidos en fragmentos más pequeños y, finalmente, reduce los fragmentos en aminoácidos individuales con la ayuda de tripsina y otras proteasas. A diferencia de la pepsina, la quimotripsina funciona mejor en un ambiente alcalino, en particular entre los niveles de pH de 7,0 y 9,0.

Aminoácidos

La pepsina y la quimotripsina trabajan juntas, algo así como un efecto dos-en-uno, para metabolizar las proteínas de la dieta en aminoácidos. Los aminoácidos son absorbidos en el torrente sanguíneo desde el intestino delgado y utilizados por el cuerpo para construir y mantener sus propias estructuras a base de proteínas y compuestos tales como tejido muscular, piel, pelo y otras enzimas. Es irónico que una dieta deficiente en proteínas dificulte en gran medida la capacidad del cuerpo para producir enzimas digestivas y absorban eficazmente los aminoácidos, lo que contribuye a la deficiencia.

Más galerías de fotos



Escrito por sirah dubois | Traducido por mayra cabrera