Cómo envolver el pie de una bailarina

Los dos riesgos principales que enfrentas al bailar, en lo que respecta a tus pies, son las ampollas y las fracturas óseas. Las ampollas se forman cuando los zapatos tienen demasiado margen de maniobra, produciendo fricción entre los dedos de los pies y los zapatos. Más graves son las lesiones óseas, con mayor frecuencia las fracturas que se producen como consecuencia de un tropezón o una caída, lo que afecta típicamente el quinto metatarsiano, o el hueso del antepié en el costado de tu dedo pequeño. Si envuelves tu pie antes de bailar puedes evitar la formación de ampollas, y si sufres una lesión ósea, la envoltura puede ayudarte a aliviar un poco el dolor y la hinchazón.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Cinta adhesiva
  • Vendaje
  • Lana de oveja
  • Almohadillas de maíz
  • Piel de topo
  • Compresa de hielo
  • Toallas
  • Gasa
  • Rollo de algodón
  • Vendaje elástico

Instrucciones

    Prevenir ampollas

  1. Ponte los zapatos para identificar el dedo o los dedos donde se produce el roce.

  2. Corta un pedazo de cinta adhesiva de aproximadamente dos veces el diámetro de cada dedo. Como alternativa, utiliza un vendaje de buena calidad que no se suelte cuando los pies comiencen a sudar.

  3. Dobla una cantidad suficiente de la porción superior de la cinta de manera que la porción en contacto con la zona de peligro tenga una superficie antiadherente.

  4. Coloca la parte antiadherente sobre la zona de peligro y envuelve la cinta restante alrededor de tu dedo del pie. Si ya tienes una ampolla, coloca una almohadilla de maíz o un pequeño trozo de piel de topo sobre la ampolla para una mayor amortiguación antes de envolver el pie.

  5. Corta un pedazo de lana de oveja y colócalo en la punta de tu zapato tanto para amortiguar tus dedos como para reducir la posibilidad de roce en una nueva área mientras bailas.

    Después de una lesión

  1. Coloca una compresa de hielo sobre la zona lesionada y envuelve una toalla alrededor de todo el pie para inmovilizarlo. Deja la compresa durante intervalos de un máximo de 20 minutos.

  2. Envuelve los dedos colocando un trozo de gasa entre el dedo herido y uno al lado de éste y luego envuelve ambos dedos usando la cita adhesiva. Asegúrate de quitar la cinta y consultar a tu médico si se te produce hinchazón, si pierdes la sensibilidad en los dedos o si se tornan pálidos.

  3. Inmoviliza tu pie entero por primera envolviéndolo en una capa de rollo de algodón. Luego, cubre la envoltura de algodón con un vendaje elástico, tal como un vendaje ACE. Repite con otra capa de algodón seguido por otra capa de venda elástica.

Consejos y advertencias

  • Si envolviendo tus dedos o tu pie no se reduce o resuelve el dolor, deja de bailar y acude a tu médico. El Centro para la Salud Deportiva Summa recomienda clasificar tu dolor en una escala del uno al 10. Deja de bailar y acude a tu médico en cualquier momento en que aumente tu nivel de dolor dos puntos en la escala.

Más galerías de fotos



Escrito por jackie lohrey | Traducido por nieves fragola