Cómo envolver tu isquiotibial

Si has tenido una lesión en tu isquiotibial en el pasado, entonces es probable que seas más vulnerable a sufrir nuevas lesiones, especialmente cuando estás bajo estrés. Algunas comunes son desgarros o avulsiones menores, pero para ayudar a evitar problemas en el futuro, necesitas una protección mientras trotas, caminas, haces una excursión o te involucras en otros deportes. Envolviendo tu músculo con una venda atlética antes de realizar tus actividades, brindarás la protección adicional y le darás el apoyo que necesita para evitar otras lesiones potenciales.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Venda atlética.

Instrucciones

  1. Estira tu isquiotibial haciendo algunos ejercicios antes de que comiences a envolverlo. Una de las mejores maneras de hacerlo es sentarte con tu pie doblado en frente tuyo de modo que tu trasero esté tocando el suelo, a continuación, dobla tu pecho a tu rodilla derecha y sostén esta postura por tres segundos y luego haz lo mismo con tu rodilla izquierda. Sostén el estiramiento pero no rebotes. Ten en cuenta realizar este estiramiento 10 veces con cada pierna.

  2. Utiliza una envoltura atlética en tu músculo antes de que comiences a utilizar una venda. La primera de éstas te ayudará a que la otra se pegue mejor en su lugar durante tu actividad y también te ayudará a quitar la cinta un poco más fácil cuando hayas terminado de ejercitarte. Asimismo, la envoltura atlética de base ayuda a evitar la irritación en la piel.

  3. Toma la venda atlética y comienza a envolver tu isquiotibilia. Comienza a 1 1/2 pulgada (3,8 cm) por encima de tu rodilla y dirígete hacia tu ingle, deteniéndote a unas 3 pulgadas (7,6 cm) de ella.

  4. Envuelve firmemente la cinta, pero no te cortes la circulación de la pierna. Recuerda que vas a salir a correr o a competir, entonces es muy importante que tengas la circulación correcta; la palabra clave de cómo colocártela es ajustada pero cómoda: querrás apoyo de tu venda pero deseas ser capaz de mover tu pierna de manera placentera. Si tienes problemas para darte cuenta de si el producto está muy ajustado y has recibido el entrenamiento correcto en su uso, envuelve con una cinta de kinesio (en el caso que hayas omitido la venda de base). Esta cinta, que toma su nombre del estudio de la mecánica del movimiento del cuerpo, también beneficia a los sistemas circulatorio y neurológico.

  5. Eleva tu pierna antes de competir después de envolver tu isquiotibial. Quítate la venda y eleva tu pierna, al menos, de unos 20 a 30 minutos. Si tienes dolor o hinchazón, trátalo con un paquete de hielo por 15 minutos durante las siguientes seis horas.

Más galerías de fotos



Escrito por steve silverman | Traducido por stefanía saravia